Juan Pérez / La Cultural y Deportiva Cebrereña no podrá contar con Diego González y Ander Hinacio para la temporada 2020/2021 por motivos personales y académicos de los propios jugadores.

Dos centrocampistas jóvenes y de futuro que se marchan por motivos no deportivos, algo que siempre duele. Desde el club aclaran que se debe a “las obligaciones personales y académicas de los futbolistas que han determinado esta pausa en su relación deportiva con el equipo”.

Hablan de pausa en su relación porque, quién sabe, igual en el futuro puedan reencontrarse de nuevo. Tanto Diego como Ander no han sido de los futbolistas con más minutos, aunque han disputado ocho y once partidos como titulares, respectivamente.

Con la incertidumbre de cuándo podrá empezar la nueva temporada, la “Cebre” sí sabe que pierde a dos jugadores de equipo importantes en el último ascenso a la tercera división.