Los representantes abulenses en el Campeonato de Castilla y León de Light-Contact
En la jornada del sábado el polideportivo Dori Ruano de Villamayor de la Armuña (Salamanca), acogía el Campeonato de Castilla y León de Light-Contact, donde los representantes abulenses lograron tres medallas: una plata que se colgó Luis Carlos González de Vega, y dos bronces, uno para Leticia Galindo y otro para Fernando Sacristán. Sin embargo, el combinado abulense pese a mostrar un estado de forma muy bueno no pudo obtener ningún pase para el Campeonato de España.

En el peso de -75 kg., Luis Carlos González de Vega vencía con solvencia a sus rivales de Valladolid y Salamanca, acertando con un buen ritmo y ataques combinados, perdiendo en la final contra un experimentado luchador salmantino con el que acertó en la primera parte del asalto ganándole la distancia, pero se desorganizaba al final frente a las anticipaciones del contrario, debiendo conformarse con la medalla de plata.
Leticia Galindo Apraiz obtenía la medalla de bronce en -55 kg., al caer en semifinales contra una medallista internacional de Medina del Campo. La abulense acertaba en los amagues pero no conseguía rematar con acierto a la contraria. Otro bronce se lo colgó Fernando Sacristán Cuadrado en +85 kg. Este púgil abulense, pero que compite actualmente por la Escuela Élite de Salamanca, hizo un excelente primer combate que se dirimía con un injustificado extrarround donde derrotaba la faena. En la siguiente pelea caía derrotado.
Respecto del resto de participantes abulenses hay que decir que Alfredo Izquierdo se quedaba fuera del campeonato en -70 kg. Tras un combate contra el representante de Burgos, con constantes intervenciones del árbitro central sancionando exceso de contacto, algunas veces injustificadamente, que rompieron todo el ritmo del combate. A su vez, Ignacio Sacristán Cuadrado en +85 kg. caía en el combate previo, acertando al principio en la estrategia pero resultando un poco desconcertado por el cambio del oponente en un combate que resultó muy igualado. Una cuestión familiar de última hora impidió la presencia de Jesús Molinero de la Pisa, que estaba previsto participase en -80 kg.
Para Juan José Velayos, entrenador del equipo del Sound Body, los resultados de sus pupilos en este campeonato han sido “inferiores” debido “a que son competidores con menor tiempo de práctica, que han empezado a competir antes”. Considera “que todavía se están haciendo”. No obstante, valora como positiva su actuación por “su muy buena actitud y progresión que seguro dará buenos resultados en el futuro”.
La modalidad de light-contact en kick boxing es de contacto moderado y se disputa a la distancia de un asalto de dos minutos en combates eliminatorios y tres minutos en las finales.