Los tres púgiles abulenses con su entrenador, Juan José Velayos
El club Sound Body rehace poco a poco las filas de sus competidores en kick boxing, accediendo a un torneo interclubes, celebrado en la Academia Combat de Valladolid, donde estuvieron tres representantes abulenses librando duras pruebas.

Uno de ellos en la modalidad de low-kick, que supone el contacto total entre combatientes con posibilidades de golpeo en la cara anterior del cuerpo, cara y partes interna y externa del musol. En -67 kg. y a la distancia de dos asaltos, participaba Javier Rodríguez Lobo, quien intentaba controlar la distancia y acertaba con sus técnicas ante un rival muy fuerte e incómodo que quería resolverlo por la vía rápida. El combate entró en una segunda fase más farragosa, en la que el abulense parecía salir con cierta ventaja. Pese a ello los árbitros dieron vencedor al púgil local.
Dos de los abulenses que se desplazaron a tierras pucelanas compitieron en full-contact, o sea, contacto total con posibilidad de golpeo de cintura para arriba.
En -76 kg y a la distancia de dos asaltos, Luis Carlos González de Vega hacía su debut ante un rival que salió con gran agresividad que el abulense pudo diluir dejándose fuera de distancia y respondiendo principalmente con ráfagas de puños de gran contundencia y clinch, consiguiendo una buena victoria.
Por su parte en -80 kg., Pedro Aparicio Zahonero tuvo peor suerte, ya que pese a empezar bien posicionado, en un cruce de directos de ambos, salía con la nariz malparada, con una hemorragia difícil de cortar, lo que le llevaba al abandono.