Buena actuación de los hermanos abulenses Fernando e Ignacio Sacristán Cuadrado en el Campeonato de Castilla y León de kick boxing de semi-contact, modalidad de combate, en la que se colgaron las medallas de plata y de bronce, respectivamente. La competición tuvo lugar en la tarde del pasado sábado en el pabellón de la localidad salmantina de Villares de la Reina, con cerca de mil espectadores presenciando los diferentes combates.

Los hermanos Sacristán tenían que vérselas entre sí en semifinales, en un combate que resultó igualado a cinco puntos para cada uno, teniendo que recurrir a un minuto extra en el que Fernando conseguía un 6-7 a su favor en los últimos instantes, relegando a su hermano Ignacio –del Soundbody Kihaku- al tercer puerto y, por tanto, acreedor de la medalla de bronce.
Fernando Sacristán disputaba la final contra un experimentado kicboxer de Medina del Campo, en un igualado combate con el resultado de 5-5, por lo que hubo que recurrir también al minuto de prórroga donde ambos contendientes conseguían un 6-5 y en el último instante el medinense acertaba sumando un 7-6 que hacía que Fernando tuviera que conformarse con la medalla de plata.
La modalidad de combate en semi-contact busca puntuar antes que el contrario, interrumpiendo la pelea los árbitros cada vez que dan un punto, tal y como ocurre en el kárate.
La gran asistencia de deportistas a este campeonato regional, requirió para su resolución el pleno rendimiento de tres tatamis en los que se fueron sucediendo las eliminatorias hasta las nueve de la noche.
El equipo abulense se desplazará nuevamente a tierras salmantinas el próximo sábado 19 de febrero para disputar en el pabellón Dori Ruano, de Villamayor de la Armuña, el campeonato regional de light-contact, modalidad de combate continuo con contacto moderado. Un total de cinco representantes buscarán su pase para el campeonato de España.