De los dos abulenses que estaba previsto participasen en el primer Interclub de kickboxing celebrado ayer sábado en Salamanca, Pedro Aparicio no pudo competir porque unas horas antes se le había empeorado una lesión en el pie producida en un entrenamiento. La representación quedó reducida a Luis Carlos González de Vega, quien realizó un gran combate de full-contact frente a un gran pateador salmantino.

El contrario de González de Vega buscaba puntuar desde lejos con la pierna para luego recibir a Luis Carlos a la contra. Pero el abulense, prevenido, conseguía acercarse al rival con amagues, sacando muy buen provecho en la distancia corta donde colocaba peligrosas series. El factor casa hizo que las cartulinas se declinaran a favor del salmantino.
Juan José Velayos, entrenador de Luis Carlos González de Vega, valora la experiencia como muy positiva “pues Luis Carlos ha demostrado su progresión frente a un rival que cuenta en su haber medallas mundiales en Light-contact”.