@deportesavila / El concejal responsable del área de Deportes del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Ávila, Josué Aldudo, sostiene que, “tras dos años en el gobierno municipal, queda claro que las instalaciones deportivas de la ciudad no están entre las prioridades de Por Ávila que las mantiene en el mismo estado ruinoso en el que las dejó el Partido Popular”.

Una de las instalaciones deportivas más emblemáticas e importantes de Ávila, la Ciudad Deportiva, “adolece de una falta de mantenimiento e inversión más que evidente ha dicho Josué Aldudo, quien ha hecho un repaso por las carencias de este espacio. “Va de mal en peor y el 70% de la grada, en los asientos donde debía acomodarse el público, se encuentra acordonada por su mal estado, consecuencia de grietas” pese a que “llevamos muchos años denunciando su estado” y reclamando que “una de las gradas más grandes que tiene Castilla y León se arregle y se adecente”.

La fachada posterior de la grada presenta un lamentable aspecto de humedades, de pintura caída… que lo ha visto toda la gente que ha venido a Ávila a las competiciones deportivas. Es la imagen que se han llevado de nuestra ciudad, la de la dejadez de las instalaciones deportivas”, ha comentado.

A ello, hay que sumar la imposibilidad de utilizar al 100 por 100 los vestuarios, ya que hay uno que se utiliza como almacén, lo que supone el tener que compartir con otros equipos u otros deportes, en según qué momentos. Cuando vuelva la competición de rugby el equipo local tendrá que utilizar el vestuario habitual del atletismo. Si regresa el fútbol base, el único vestuario que hay en la grada se tendrá que compartir por los equipos. Y la pista de atletismo se está levantando y pelando, por lo que necesita un arreglo urgente. Si sigue en esta situación no se podrá competir. Además hay un problema con un criadero de gatos en la parte final de la instalación que conlleva su presencia en la pista y el peligro de infecciones”, continúa Aldudo.

Todo ello, por no hablar de las goteras del pabellón cubierto que lo dejan impracticable para ciertos deportes como el fútbol sala y el voleibol, con condesaciones en el pavimento que resbala, y donde la caldera, tampoco funciona correctamente”, ha comentado el edil socialista, añadiendo que “se debería tomar una decisión urgente para arreglarlo”.

Solo 100.000 euros para mantenimiento en 2021

Josué Aldudo considera que “los 100.000 euros presupuestados para la mejora de las instalaciones es casi una limosna, teniendo en cuenta la cantidad de actuaciones que habría que acometer, como las ya señaladas o los arreglos en las grietas de las pistas de tenis”. “Tenemos pocas esperanzas de que este año se pueda arreglar algo”, advierte. “Se necesita un arreglo más integral y no vale con parches”.

El concejal socialista ha criticado la “inoperancia del equipo de gobierno y su dejadez, que es algo que atañe no sólo al deporte sino al estado general de la ciudad. Algo que queda patente con el magnífico solar, todavía vacío y sin uso, que dejó la antigua piscina cubierta tras su derribo. Un solar que ha sido objeto de proposiciones en el pleno y en el que se ha planteado construir un pabellón, pero que, a fecha de hoy, sigue como hace dos años, sin avances ni previsión de que los haya. El equipo de gobierno no tiene intención de hacer allí ninguna instalación, tan necesaria porque el pabellón cubierto presenta muchísimas carencias”, demandando que se haga un proyecto “como llevábamos todos los grupos políticos en nuestros programas electorales”.

Después de derribar la piscina cubierta para construirla en el campo de fútbol, sin que se haya terminado la nueva piscina por paralización de las obras, el resultado es que ahora “tenemos un solar pero hemos perdido la piscina y el campo de fútbol”, señala Josué Aldudo.

Este equipo de gobierno no quiere invertir en el mantenimiento de estas instalaciones deportivas”, concluye.