@deportesavila / El que fuera entrenador del Real Ávila durante dos temporadas, Jonathan Prado, ha renovado por el filial del Mirandés B con el que a punto ha estado de lograr ascender a Segunda RFEF, después de superar dos eliminatorias previas y ser apeado en la final de la Ciudad Deportiva Castañares ante el Burgos Promesas por tan solo un gol de diferencia (2-1).

Además de entrenar, Prado continuará en el club rojillo ejerciendo funciones de apoyo dentro de la secretaría técnica. En la próxima campaña volverá a intentar el ascenso de categoría frente a rivales como su antiguo equipo, el Real Ávila, Arandina o Astorga. Con ello se pretende que el salto de jugadores entre el primer y segundo equipo del Mirandés no sea tan grande.