Jimeno regresa como entrenador del Real Ávila a “sacarse una espinita”

El entrenador madrileño vuelve con la intención de no “cometer los errores del pasado”, remando “todos juntos en la misma dirección” para estar arriba

Á.G.A. / José Manuel Jimeno vuelve como entrenador del Real Ávila, tres años después de su salida del club encarnado, tras una polémica temporada 2016/2017 donde el divorcio entre la grada y el técnico madrileño fue una nota característica que en nada ayudó a que las relaciones entre ambas partes permanecieran tranquilas durante su estancia.

Jimeno regresa a la ciudad amurallada con el propósito de pasar página. “He meditado mucho los comportamientos y lo que sucedió. Me equivoqué muy temprano, ya en la sexta jornada de liga con la Segoviana. Mantuve el tipo y el puesto de trabajo gracias al apoyo de los futbolistas y de la directiva. Pero era evidente que la afición estaba en contra. Pedí disculpas rápidamente. No se aceptaron y para mí jugar en el Adolfo Suárez era hacerlo casi fuera de casa por la animadversión de la gente”.

Dispuesto a sumar y no restar

Ha pasado tiempo desde aquello y para el ya míster encarnado “aquello se ha quedado en una anécdota. Espero que por parte de la afición sea exactamente igual. Tengo toda la predisposición del mundo a sumar y no restar y a no cometer el mismo error. Espero que la tenga también la afición”.

Error que le costó la renovación

Estaba convencido que le iban a renovar en su etapa anterior, pero tuvo que marcharse tras una temporada en la que se fue de menos a más. “Desde el momento en que salí he tenido clavada una espinita. Creo que hicimos una temporada irregular, con una primera vuelta muy flojita de resultados, con bajas importantes que mermaron el rendimiento del equipo, y una grandísima segunda vuelta, porque recuperadas las bajas se funcionó a las mil maravillas. Yo tenía el convencimiento de que continuaría aquí en Ávila, pero me costó el puesto de trabajo y fue cara mi equivocación”.

Trabajar duro para estar arriba

Me dan otra oportunidad y estoy muy feliz, con muchas ganas, mucha ilusión y mucha felicidad. Vengo a trabajar duro, a no cometer los errores del pasado y a que el equipo en este quinto año de proyecto pueda estar arriba de una vez por todas”, ha declarado José Manuel Jimeno en la rueda de prensa de su presentación.

Entrenador con carácter

El vallecano se considera un entrenador con carácter. “Cada persona tenemos una forma de ser y una forma de comportarnos. Un vestuario de futbolistas es un mundo. Son muchos días, muchos meses y muchas vivencias, momentos buenos, malos y regulares. Todos tenemos que saber llevar todo tipo de cosas. Una de las cosas que me caracterizan es que suelo tener buena relación y buen trato con los futbolistas, pero también tengo mi personalidad para en un momento determinado decirles ciertas cosas”.

El Real Ávila valora la labor de Jimeno

Carlos González, director general del Real Ávila

El director general del Real Ávila, Carlos González, no ha tenido ninguna duda en la decisión tomada de recuperar a Jimeno para el banquillo. “Tenemos claro el valor y el trabajo que hizo aquí, realizando los mejores números en una segunda vuelta de play off, con un equipo recién ascendido y quizá el más flojo de los últimos años”. Para recuperarlo se ha tenido en cuenta la opinión de la plantilla que quiere que vuelva a ser su entrenador.

González valora de Jimeno “el carácter, un currículum espectacular y el trabajo que ha hecho en todos los clubes que ha estado”. También resalta “el esfuerzo económico” que ha realizado para regresar al club encarnado, a diferencia de otros entrenadores que no se han adaptado a la crisis económica que se avecina. “Ha aceptado la cantidad a la que el club puede llegar”.

El mayor valor es la afición

Tanto Jimeno como González señalan la necesidad de “remar todos juntos en la misma dirección”. Para el entrenador, “lo que nos interesa aquí es el gran Real Ávila. Creo que vamos a ser un buen equipo de futbolistas y cuerpo técnico y tenemos que ser capaces de unir fuerzas”, petición que recalca el dirigente encarnado acerca de que “tanto afición como club tenemos que ir de la mano, que peleemos y luchemos juntos. Nuestro mayor valor es la afición. Ni tenemos infraestructuras, ni ayudas económicas de instituciones”.

Menos presupuesto y esfuerzo de técnico y plantilla

Acerca de la próxima temporada el director general del Real Ávila estima que va a ser “un año complicado en el que el presupuesto se reduce en gran manera”, realizando un esfuerzo tanto el míster como los jugadores, para poner «un escudo por delante de ofertas económicas mucho más altas de las que podemos dar nosotros”.            

Objetivo: jugar la fase de ascenso

El objetivo deportivo que se marca Jimeno es meterse en el play off, aunque “no es una empresa fácil. Hay que ir pasito a pasito. Ha habido plantillas muy buenas que no han llegado a disputarlo”. En la que tendrá a su disposición “hay futbolistas muy importantes de la categoría, de muchísimo nivel, que queremos completar  con otros buenos jugadores, que harán que el equipo sea más potente de lo que ya era. Va a ser un buen equipo. Muy competitivo. En estas cuatro temporadas, paulatinamente ha ido siendo mejor el nivel de la plantilla”.

Pretemporada tranquila

Dado el largo parón y la inactividad de los futbolistas por el Covid-19, anuncia el entrenador que inicialmente no se les cargará demasiado de trabajo para evitar lesiones, en una pretemporada más larga, con la incógnita de si la competición será en un grupo único o dividida en dos. Para que no padezcan lesiones quiere “que los futbolistas se cuiden, descansen, se alimenten bien y sean fuertes”. Trabajando el cuerpo técnico con todos los efectivos “el equipo puede desarrollar su máximo potencial. Estoy convencido que buscando regularidad, va a tener un nivel como para estar arriba”.

Fotos: Albarrán