@deportesavila / El futbolista abulense Rubén Peña contribuyó a la victoria por 2-1 de su equipo Osasuna sobre el Sevilla, en el partido inaugural de la Liga Santander 2022/23. De sus botas salió la asistencia por la que Chimy Ávila anotaba el primer gol del campeonato.

En un choque vibrante en El Sadar, Rubén Peña, que debutaba en encuentro oficial con el club pamplonica, recorrió la banda derecha y le puso un perfecto centro milimétrico al delantero argentino, quien libre de marca y en el segundo palo cabeceaba el balón al fondo de las redes defendidas por Bono.

El uno a cero llegaba en el minuto 8. Sin embargo, dos después empataba el conjunto sevillista, con un tanto de Rafa Mir.

La primera ocasión del Osasuna en el segundo tiempo también estuvo protagonizada por Rubén Peña y Chimy Ávila, en una jugada por el lado izquierdo que concluía con un centro raso al que ambos jugadores no llegaron a rematar. El abulense sería sustituido en el minuto 62 por Barko Drasanac.

Un dudoso penalti sobre Moncayola sirvió para que desde los once metros el joven de 20 años Aimar Oroz contribuyera a anotar el segundo gol del Osasuna, que se quedaba con los tres puntos en juego.

Al finalizar el partido, Rubén Peña declaraba que el centro que culminaba Chimy Ávila con el primer gol “viene de una jugada que sacamos del lado izquierdo. Veo metros para ir ganando terreno y romper líneas y a Chimy alejado. Todo acaba bien, en gol, que espero sea el primero de muchos”.

Para el ex jugador del Villarreal su debut en las filas rojillas había sido “inmejorable”. “No se puede empezar mejor la liga” obteniendo los “tres puntos ante un rival de Champions”, comentaba, quien se mostraba “con la piel de gallina, este final no me lo esperaba. Cuando he visto a todos mis compañeros con los brazos levantados ha sido una auténtica locura”.

Un triunfo que regalaba “a la afición, a nosotros y a Aridane que está pasando malos momentos”. “A partir de aquí, crecer con ambición y seguir empujando” son los objetivos que se marca Rubén Peña.