Iván Serrano
Equestreonline.com / Iván Serrano fue el gran protagonista del Gran Premio del Concurso de Saltos Nacional de Ávila 2011, conmemorativo del cincuentenario de la competición abulense. Sobre una prueba marcada por la dificultad que la RFHE quiere dar a los grandes premios incluidos en la liga, el jinete vizcaíno dio un auténtico festival, clasificando sus tres caballos para el desempate, en el que además repitió con todos ellos el cero, para copar los dos primeros puestos de la clasificación final, el primero con “Polar des Roques” y el segundo con “Chevalier B”. Sólo Diana Marsá fue capaz de echarle un pulso al vizcaíno, al conseguir el cero con “Crusella d’Emiralia”, resultado que repitió en el desempate, siendo tercera por su registro al cronómetro.

El Gran Premio del 50 Aniversario del CSN2* de Ávila, Trofeo Ayuntamiento de Ávila-IV Memorial J.Gabarrón, puso en aprietos a un buen número de los 44 binomios que lo disputaron, de los que 13, es decir, casi el 30%, no concluyeron el recorrido, bien por voluntad propia o bien, eliminados. El 1,45 elegido por la RFHE para este tipo de pruebas de la denominada Liga Nacional marca las diferencias, como hoy quedó patente en la pista de San Segundo. Creemos que Alejandro Ancín no apretó las clavijas técnicas, aunque jugó con las calles en curva y con los condicionados, pero todo ello junto con la altura en casi todos los saltos de 1,40 metros y en algunos verticales de 1,45 metros, fue suficiente para plantear serias dificultades a un buen número de participantes.
Aunque los problemas estuvieron repartidos, quizá el más significativo lo dio el segundo elemento del triple, formado por vertical (1,40), a 8 metros otro vertical (1,45) y a 10,90 metros, un fondo (1,40-1,40). Muchos fueron los caballos que tocaron con sus manos el segundo obstáculo de la combinación.
A pesar de la escasez de ceros y de la abundancia de retirados y eliminados, también es justo significar que diez binomios rondaron el pase al barrage, opción que perdieron en algunos casos por derribos de poca fortuna, propios de un recorrido delicado. El caso más destacable fue el de el castellano-leonés Rubén Lara, quien hizo cero sobre los obstáculos con su buen “Triomph-E”, pero no pudo disputar el barrage por haber rebasado el tiempo límite en sólo 8 décimas de segundo. Lara fue quinto en la clasificación final con un punto.
El primer cero del Gran Premio llegó pronto, con el segundo caballo, el pequeño pero gran saltador “Polar des Roques”. Hubo que esperar a la tercera serie de apuestas para que Iván Serrano repitiera el mismo resultado con otro caballo de no mucha talla, el hannoveriano “Cavalito”, que con sólo 7 años puso en evidencia sus medios sobre la arena de Ávila. Acto seguido logró su cero Diana Marsá con la holsteiner “Crusella d’Emiralia”, que como ya ha demostrado este año en pistas internacionales, domina esta altura con eficacia. Y ya en la última serie, Iván Serrano puso el broche a su festival en el Gran Premio con su tercer cero, conseguido en este caso con el caballo que cerraba el orden de salida, “Chevalier B”, del que es propietario, como de “Cavalito”, Valentín García.
Y en el barrage, Iván Serrano puso el listón muy alto ya con “Polar des Roques”, con un tiempo de 37 segundos justos, que Diana Marsá no consiguió mejorar, quedándose a 49 centésimas. Tras hacer un cero tranquilo con “Cavalito”, Iván recuperó su tono competitivo para emplear 37,43 segundos en su recorrido con “Chevalier B”, asegurándose además del triunfo, el segundo puesto en la clasificación final. Una gran tarde, que en un escenario taurino, habría supuesto la salida a hombros por la puerta grande.
El resto del programa de la jornada tuvo como ganadores a Ana Mateos con “Kasandra R” en el caso de la prueba de 1,30 metros, y a Kevin González de Zárate, que ganó con “Lucy 22” la prueba de 1,20.