@deportesavila / A falta de una jornada para la terminación de la competición, el 16 de abril de 2010, el primer equipo del Óbila, bajo el nombre de Fontedoso Carrefour El Bulevar de Ávila, gracias a su victoria en el CUM Carlos Sastre sobre Vicens Torrens L´Hospitalet por 72-63, lograba la permanencia en la temporada de su debut en la LEB Plata de baloncesto, categoría en la que permanecería durante diez años.

Fue un partido irregular de los verderones, que empezaron con incertidumbre durante los cuatro primeros minutos. A partir de ahí cogió la batuta el ala-pívot valenciano Albert Ausina, que encestaba en el primer cuarto 11 puntos de los 17 con los que concluía la manga el conjunto que entonces entrenaba el vallisoletano Pablo Alonso, mientras que el rival catalán hacía 12. Ausina sería el MVP del choque con 26 de valoración, 18 puntos y 11 rebotes.

En el segundo cuarto el cuadro abulense llegó a tener una ventaja de 13 puntos (32-19), gracias al buen hacer del escolta estadounidense con pasaporte danés Alan Voskuil y del alero bilbaíno Sergio Sánchez. Pero los de L’Hospitalet, con el veterano Nat Higges a la cabeza -alero estadounidense trotamundos que llegó a jugar en la ACB con el TDK Manresa-, remontaron hasta situarse a tres puntos en el electrónico (37-34), a falta de dos minutos para el descanso. Los locales Tomás Ramón y Sergio Alonso pararon la sangría y el desbarajuste, estableciendo un parcial del cuarto nivelado a 27 y quedando el marcador al intermedio en 54-46, a favor del Fontedoso.

El regreso desde vestuarios no fue bueno para el equipo anfitrión porque el visitante lograba igualarse en el electrónico primero a 50 y después a 54, concluyendo un punto por delante al final del tercer cuarto (57-56), que dejaba en el aire el triunfo, con muchas dudas porque habían perdido los dos encuentros anteriores en casa.

Los tres primeros minutos del último cuarto resultaron de absoluta inactividad ante las canastas por parte de los dos bandos. Ninguno movió el marcador, hasta que un triple del base vasco Sergio Alonso quitó las telarañas de la canasta. Luego el cuadro abulense supo distanciarse hasta los nueve puntos de diferencia (72-63), que reflejó el resultado final y que permitió al Óbila jugar su segunda temporada en la tercera categoría del baloncesto español.