@deportesavila / Mediante la presentación por la mañana del jugador Álex Talamino y la disputa por la tarde de un choque amistoso en el Carlos Sastre frente al Torrelodones, el Hereda Ávila Auténtica El Bulevar ha dado oficialmente el pistoletazo de salida de la pretemporada 2021/2022, la tercera consecutiva en Liga EBA, con un muy renovado plantel que aspira a las mejores cotas.

En el primer test de pretemporada, celebrado en el CUM Carlos Sastre y con el reencuentro con la ‘marea’ verde tras meses de ausencia, el Grupo Hereda perdía ante el Baloncesto Torrelodones por 74-81, si bien al final del tercer cuarto estaba por delante en el marcador (62-59), habiendo llegado al descanso con 37-42 en contra.

El resultado es lo menos importante dado que el equipo verderón lleva diez días entrenando a las órdenes del argentino Carlos Osvaldo Gómez, con los jugadores en proceso de adaptación y a falta de completar la plantilla con tres jugadores más.

El objetivo es hacer un bloque donde predomine el equipo en vez del jugador individualmente. “El equipo tiene que ser lo importante”, ha dicho Gómez en su primera comparecencia ante los medios de comunicación, satisfecho de Ávila y del Óbila porque es “difícil encontrar un trabajo tan bien hecho como el de aquí”, en referencia a la organización y la labor que viene realizando el club abulense de baloncesto.

Este sábado 11 de septiembre el Hereda Ávila Auténtica El Bulevar volverá al Carlos Sastre para medirse en su segundo partido de pretemporada a la Universidad de Valladolid. La cita es a las 19:00 horas, con acceso gratuito para abonados, jugadores y menores de 12 años, pagando los jubilados y desempleados 2 euros y la entrada general 4 euros.

Presentación de Álex Talamino

El primer fichaje presentado tiene 21 años y 1,91 metros. Es un base o escolta, formado en el Prat Joventut, con el que debutó en la LEB Oro con tan solo 17 años. Llegado desde el Caja Rural Zamora de Liga EBA, se ha definido como un “jugador que puede actuar de 1 ó 2. Me gusta correr la cancha, asistir y jugar mucho con pases, el movimiento del balón y defender”. Es partidario de “un juego de equipo, fluido, bonito y sin egoísmos”.

A Talamino le convenció firmar por el Óbila el tratarse de “un proyecto muy ambicioso que me gustó mucho y el querer estar arriba”. También que renovase Antonio Izquierdo, “un jugador con mucha experiencia y del que puedo aprender muchas cosas” y con el que comparte posición. Además le “transmitió mucha confianza el club desde el primer momento, por lo que no me costó mucho decidirme”.

Muy contento” en la ciudad amurallada, con unos “compañeros increíbles, con muy buen feeling”, indica Álex Talamino, añadiendo que en los entrenamientos realizados “nos estamos conociendo y adaptando cada uno nuestro juego” para hacer “un buen proyecto de equipo”.