Ángel G. Alameda / Un gol del delantero Rubo fue suficiente para que los tres puntos se quedasen en casa y vencer a un Atlético Bembibre que llevaba nueve jornadas consecutivas sin perder, con una sola derrota que padeció en la segunda. El Real Ávila sufrió para quedarse con la victoria que curó la herida del fiasco ante el Cristo Atlético y materializó la única oportunidad que tuvo en el primer tiempo. Superados sus problemas físicos, en las filas locales salió de inicio Ramón Portilla, quien fue el mejor futbolista de los locales y que de sus botas vendría la jugada del tanto encarnado.

Con mucho rigor físico y táctico, el encuentro no resultó muy vistoso para los espectadores y los de José Luis Diezma volvieron a mostrar las carencias en el control del balón en el centro del campo pese al esfuerzo de los jugadores por intentar el dominio en la parcela central. En el primer tiempo, el Real Ávila apenas elaboró fútbol, mientras que en el segundo buscó aprovechar los huecos que le dejaba el rival al abrirse más al ir en búsqueda del empate, con el Bembibre metiéndose con más peligro por la débil banda derecha local. 
De los primeros cuarenta y cinco minutos poco que contar salvo el gol que otorgaba la victoria al Real Ávila que hasta entonces veía como no podía superar al rival –que sujetaba a Chiqui y Philip– y que no sacó provechó en el minuto 38 de un mal despeje de Pindado al que no llegó Roberto Puente porque se le adelantó Josito. A punto del descanso, un balón perdido en el centro del campo lo recoge Portilla, quien se recorre la banda y coloca el balón al segundo palo. Allí, Rubo sin oposición remata al fondo de las redes.
Tras la reanudación, el Bembibre estiró las líneas y ejerció mayor presión sobre los locales, con mayor número de ocasiones a su favor, aunque sin efectividad ante la portería de Pindado, viendo como sus llegadas eran cortadas por la defensa abulense comandada por los centrales Javi y Cabrera o como les faltaba el último pase para mostrarse más peligrosos.
Yagan tuvo en sus botas la ocasión de anotar el segundo gol abulense pero su remate de cabeza casi debajo de la portería se marchó fuera. La entrada de Vicente en el tramo final del partido provocó un par de oportunidades que no fructificaron para el Real Ávila –sobre todo en la que entregó en bandeja a Iván Vila una pelota que no supo materializar solo ante el portero–, como tampoco las que tuvo el Bembibre para empatar, primero en una jugada personal de Marcos yéndose de sus marcadores pero cuyo centro no tuvo rematador, y después con el tiempo cumplido, pegando en la base del poste en el lanzamiento de una falta ejecutada por Dani Alonso. 
La derrota apea al equipo berciano de los puestos de play off, descendiendo del cuarto al sexto, mientras que el triunfo del cuadro abulense supone el cuarto de los últimos cinco encuentros, situándose duodécimo en la tabla, con 16 puntos, a ocho de la zona de la fase de ascenso, los mismos que de la de descenso.
La próxima cita llevará al Real Ávila a León para disputar los tres puntos con el Virgen del Camino, un equipo que le aventaja en tres puntos, que esta jornada ha arrancado uno del campo del Racing Lermeño y que en casa se ha dejado ocho puntos.
Ficha técnica:
1 Real Ávila: Pindado, Josito, Llorián, Javi, Cabrera, Chiqui, Yagan, Philip, Rubo (Iván Vila, m. 74), Portilla (Vicente, m. 81) y Jonatan (Juanito, m. 65).
0 Bembibre: Omar, Tano, Álex Marcos, Botana (Marquitos, m. 62), Lago (David Matías, m. 84), Porfirio Puente, Cueto, Dani Alonso, Cubero, Javi Amor (Olano, m. 46) y Roberto Puente.
Gol: 1-0 (Rubo, m. 45).
Árbitro: El colegiado burgalés Pérez Martín. Mostró tarjeta amarilla a los locales Cabrera, Yagan, Josito, Llorián, Portilla, Chiqui y Philip. Y a los visitantes Javi Amor y Olano.
Incidencias: Encuentro disputado en el estadio municipal Adolfo Suárez, correspondiente a la duodécima jornada del grupo VIII de Tercera División, con asistencia de unos 350 espectadores.