2-1. Peña y Larsson marcaron los goles locales, el segundo en la transformación de un discutido penalti

Salieron al cuarto de hora de la reanudación. Peña y Larsson sustituyeron a los veteranos Jaime y Barrera, y sus tantos fueron vitales para que el Real Ávila lograse la primera victoria de la temporada. Los cambios resultaron determinantes para dar más mordiente arriba a los de José Manuel Manzano, que habían tenido oportunidades antes de marcar pero les faltaba el punch final. El remate de Peña al saque de una falta en el frontal izquierdo del área del Numancia B, lanzada por Dani (en la foto), supuso el primer gol, y un dudoso penalti en el último minuto transformado por Larsson dieron los tres primeros puntos al equipo local, que se había dejado empatar en el marcador, dicho en sentido figurado, porque el del Adolfo Suárez lleva meses sin funcionar, sin que el club haga nada por arreglarlo, como tampoco parece que le preocupe el estado del césped, demasiado alto para jugar al fútbol.

A pesar de la victoria de los encarnados, el equipo abulense no lo tuvo fácil. En el once inicial, Manzano hizo dos cambios en relación con el que cayó goleado en Burgos. Aitor dio paso a Dani en la banda izquierda, y Larsson se quedó en el banquillo, saliendo en su lugar Barrera. El zurdo procedente de Torrejón hizo un gran partido, siendo el mejor del Real Ávila por su profundidad por la banda y su pegada. En el lado contrario, Barrera no tuvo su día y le faltó el último sprint para rematar los balones que llegaban al área. Por eso fue sustituido por el canario Larsson, a la postre decisivo por ser el autor del gol que daba la victoria.

No había transcurrido media hora de juego cuando ambos equipos tuvieron la oportunidad de marcar. El numantino Diego Antón mandó fuera una pelota y acto seguido era el encarnado Dani quien pegaba el esférico en la base del poste de la portería visitante, no sin que antes Félix hubiera salvado un disparo de Adán que llevaba marchamo de gol tras su llegada al área abulense sin oposición.

Fue en la segunda mitad cuando vinieron los goles. Al filo de la hora, el colegiado anulaba un tanto de Emilio por fuera de juego. Acababan de entrar Peña y Larsson sobre el terreno de juego y el peligro local aumentó sobre la portería de Andreas, al jugar ahora con dos puntas natos. El Real Ávila consiguió marcar el 1-0 por medio del lanzamiento de una falta por parte de Dani que Peña empujó con su cabeza al fondo de las redes de Andreas.

Pudo haber empatado el Numancia B al pegar en el travesaño una pelota tirada por Adán e incluso Adri estuvo a punto de marcar después, pero el poste impidió que la trayectoria del esférico se colase en los tres palos defendidos por Félix. El jugador soriano sí que lo hizo a falta de dos minutos para el final. Cuando se esperaba que la cosecha fuera de tan sólo un punto, el Real Ávila sacó un penalti en el último minuto –discutido al tener dudas sobre si el balón pegó en la mano o en la rodilla de Nandi, tras una incursión del incomensurable Dani-, que conllevó la expulsión del capitán numantino Huete. La pena máxima la transformó Larsson –fuera del once inicial debido a que durante la semana faltó a los entrenamientos por exámenes- y los tres puntos se quedaron en casa.
2 Real Ávila: Félix; José María, Pablo Simón, David Franco, Gonzalo; Piru, Jaime (Peña, m. 60), Rivas, Dani; Barrera (Larsson, m. 60) y Emilio (Toño, m. 83).
1 Numancia B: Andreas, Huete, Damas (Saúl, m. 77), Nandi, Miki, Gallardo, Diego Antón, Adán, Gerard (Adri, m. 60), Aarón, Javi (César, m. 79).
Goles: 1-0 (Peña, m. 73), 1-1 (Adri, m. 88), 2-1 (Larsson, de penalti, m. 89).
Árbitro: El vallisoletano Francisco Rivera García. Mostró tarjeta amarilla al local José María y a los visitantes Nandi y Huete, a éste en dos ocasiones, por lo que fue expulsado en el minuto 89.
Incidencias: Partido de la 2ª jornada del grupo VIII de 3ª División (ver los resultados y las clasificaciones), disputado en el estadio Adolfo Suárez ante unos 450 espectadores. Hierba muy alta que impedía rodar el balón. Antes de comenzar el encuentro se guardó un minuto de silencia en memoria de Felipe Pascual, durante 20 años taquillero del Real Ávila.