Larsson
A. Goal / Miguel González Larsson, delantero del Real Ávila, ha sido castigado con un encuentro por el Juez Único de Competición de la Federación de Castilla y León de Fútbol por haber acumulado cinco cartulinas amarillas. Es el único sancionado del conjunto encarnado esta semana, no teniendo a ningún jugador suspendido el otro equipo abulense de Tercera División, la Cebrereña, que si cuenta con dos advertidos de suspensión, Josito y Mario. El próximo rival de los verdiblancos, Villaralbo, no podrá contar con su central Bastida, al que le cae un partido por sumar cinco amonestaciones.

En Liga Nacional Juvenil, el defensa de la Zona Norte Pedro Pascual será baja el próximo encuentro por cumplir ciclo de tarjetas. Y por lo que se refiere a las categorías regionales, el Comité de Competición ha impuesto en la Primera División Regional de Aficionados un partido de sanción a Hugo, del Bosco de Arévalo, así como a Dani, del Milan Academy.
Dentro de la regional juvenil, el más perjudicado esta semana ha sido el Bosco de Arévalo con cuatro jugadores castigados con un encuentro: Cristian Pinto, Sergio Muñoyerro, Javier Martín y David Fraile. También le cae otro partido a su entrenador, Jorge García Baños, además de imponer al club una multa de 75 euros por incidentes leves del público. Tres equipos juveniles abulenses de la regional –se ha salvado el Colegios Diocesanos– tienen algún sancionado. En el Milan Academy se castiga con dos encuentros a Álvaro Carrasco y con uno a Djim Momar y Júnior Enrique Rengifo. El técnico de la Casa Social, Borja Jiménez, cuenta con otro partido de suspensión, al igual que José Miguel Parada, del Real Ávila. En este club, pero en categoría infantil, a su entrenador Miguel Ángel Nieto, se le sanciona con un encuentro.