www.futuroscracks.com / Juanlu Gómez es uno de esos futbolistas que han dejado huella en el fútbol español. Despuntó en el Levante en el que hizo cuatro temporadas espectaculares, en el mejor Levante de la historia llegando a ser líder de la Liga y llegando a jugar unas semifinales de la Europa League. Su nombre incluso sonó entre los futuribles de la selección española. Ahora, Juanlu se encuentra en un momento clave de su carrera está sin equipo y sino le llega ninguna oferta interesante podría dejar el fútbol. www.futuroscracks.com repasa su apasionante carrera a través de una entrevista. 

En su curriculum aparece que marcó el último gol del antiguo campo de San Mamés ante el Athletic, por eso le gustaría volver algún día a Bilbao para recordarlo. “Eso es algo que quedará grabado para la historia. Es una pasada. Tuvo mucha repercusión en su día. De hecho el museo del Athletic me pidió una camiseta, que se la di encantado”, señaló en la entrevista. 
La etapa de formación es la más importante para un futbolista, y Juanlu reconoce que de no haberse topado con Manolo Castilla, ex-jugador del Málaga, en juveniles igual no hubiese sido llegado a profesional. “Siempre fui delantero, pero era un jugador vago y no me gustaba meter la pierna. Pero Manolo en un año me sacó el guerrero que llevo dentro y que considero que me ha llevado a llegar a ser profesional durante tantos años”, a lo que añadió que “si no trabajas y no luchas en el campo por mucha calidad que tengas es muy difícil que llegues a Primera…” 
A lo largo de su carrera, Juanlu se ha topado en el campo con algunos mitos del fútbol, aunque él tiene claro cuál es el mejor. “He jugado contra Zidane, Ronaldinho, Cristiano…pero de todos ellos para mí el mejor es Leo Messi. Le he visto hacer cosas que no he visto a nadie más sobre un campo”. 
Una carrera con momentos buenos y malos, el peor fue cuando se rompió el peroné en un partido de Copa del Rey. Aunque en sus dos últimas experiencias tampoco lo ha pasado nada bien ya que en el Córdoba le despidieron de una manera un tanto extraña e irá a juicio, aunque la situación más rara la vivió fuera de España. “Tengo claro que a Grecia no vuelvo. Jugué en el Kalloni FC, allí no cumplieron nada de lo prometido, malas instalaciones, no pagaban… y por si fuera poco cuando fui a rescindir el contrato me metieron en una habitación con un matón. Este verano tuve una buena oferta y la denegue”. 
Visita su perfil: