El Real Ávila y la Cebrereña juegan el segundo de sus tres encuentros en siete días

Plantilla del Bembibre 2010-2011
Los dos equipos abulenses de Tercera División disputan el miércoles 8 de diciembre el segundo compromiso de los tres que tienen que dirimir en apenas siete días. Lo hacen con distinta cara. Mientras el Real Ávila se muestra optimista después de su triunfo en Tordesillas, la Cebrereña anda con la mosca tras la oreja después de haber encajado la tercera goleada consecutiva, inferida el pasado domingo por la Segoviana. Encarnados y verdiblancos juegan ante su afición, los primeros recibiendo al Atlético Bembibre en el Adolfo Suárez a las 17 horas, y los segundos siendo anfitriones del Venta de Baños en El Mancho a las 16 horas.

El hecho de que se jueguen dos partidos tan seguidos no debe pesarles a los conjuntos abulenses porque todos lo van a hacer, salvo el próximo contrario del Real Ávila, Bembibre, cuyo encuentro contra el Villaralbo fue suspendido por la nieve que cubría La Devesa. De modo que llegarán descansados a la capital abulense, lugar que tradicionalmente se le ha dado bien al conjunto berciano, dado que de 12 visitas puntuó en 8 de ellas, con cuatro victorias y cuatro empates.
Ganar para mantener la línea ascendente iniciada en Tordesillas es lo que pretenden los de José Manuel Manzano, que buscarán sumar su segundo triunfo consecutivo, el octavo de la temporada. Tendrá que respetar al Bembibre no solo por los antecedentes existentes en confrontaciones anteriores sino porque los leoneses aspiran a algo más que su décimo puesto actual y sacando tres puntos en Ávila mirarían con más optimismo los lugares de arriba.
Se plantea, por tanto, un interesante duelo entre dos buenos equipos. Para la ocasión, el preparador encarnado no podrá contar con los operados Yerays, Erik y Peña, más el sancionado Koke, estando tocados Piru y Mario. Recupera a José María en el lateral derecho, un alta importante para el esquema de Manzano.
Volver a la senda del triunfo
Sin tiempo para digerir la extensa derrotada cosechada en La Albuera, la ‘Cebre’ mira su inmediato partido, que tendrá lugar mañana. Los cebrereños intentarán retomar la senda del triunfo ante un rival como el Venta de Baños que busca alejarse de los puestos de descenso. La victoria local deberá fraguarse sin el concurso del portero David, aún no reestablecido del todo, y del sancionado Abel, que purgará su segundo encuentro de castigo.
Los jugadores de Luis Ortega llegan un tanto bajos de moral por los últimos resultados. Pero no tienen que pensar en ello, sino salir a intentar conseguir los tres puntos, que no se pueden escapar en casa, en un choque inédito en categoría nacional, ya que venteños y cebrereños nunca se han enfrentado en Tercera.