Alberto Sánchez / El fútbol hizo justicia, aunque hubo que esperar hasta los últimos momentos del descuento para comprobar que en algunas ocasiones, por fortuna, este deporte suele premiar a quien lo merece, aunque estuvo en duda hasta el último suspiro, porque los de Carlos Rojas hicieron méritos suficientes para haber afrontado con tranquilidad los últimos compases del partido pero sus fallos y el acierto del meta visitante quisieron que hasta el 94’ nada estuviera decidido. Pocas veces se verán dos goles en el descuento pero en la fría tarde de hoy los hubo por partida doble, uno para cada bando. Porque si Arce hacía el 2-2 en el 92’ para lamento de los locales y enfado de su técnico, Fernando mantuvo la cabeza fría para confiar en la victoria local. Había comprobado los reflejos de Chema cuando el meta burgalés le sacaba a ‘quemarropa’ un disparo sobre la línea de gol, pero esta vez el meta visitante no llegaría al remate del encarnado en el segundo palo. Sólo tuvo que empujarla con la cabeza para rubricar tres puntos merecidos tras un partido en el que supieron sufrir y remar en contra cuando fue necesario.

Empezaron los abulenses por detrás en el marcador después de que Diego cazara al vuelo un balón que volaba de banda a banda para romperlo con furia al palo contrario de David en el minuto 19. Era en la primera que dispuso el Briviesca. No se descompuso el Ávila B en una tarde en la que Mauro se echó el equipo a la espalda en la dirección -gran partido del mediocentro encarnado- y encontró en el despliegue físico de Víctor y Cristian sus mejores compañeros en la remontada. Precisamente de sus botas se gestó el empate. Mauro conectó con Víctor y el ‘7’ encarnado supo ver la carrera de Cristian. El argentino, siempre incansable, ganó en velocidad a Riaño y con un fuerte derechazo ponía el 1-1.

Perdía su ventaja el Briviesca, que trataba de recuperar su ventaja, pero Eloy y Óscar no verían puerta en sus remates. Tampoco tuvo la suerte de cara Alberto, que veía como en el 43’ el larguero escupía un disparo con todo a su favor.

Cambió el tapete de juego el Briviesca en la segunda mitad. Tapó las bandas y llevó el partido a su terreno, más trabado y espeso. No se inquietó el Ávila B, que haría el segundo a balón parado, de córner y con el pecho. Así conseguía el 2-1 Víctor en el 63’. Más listo que los burgaleses en el primer palo el ‘7’ encarnado rubricaba con el gol un gran partido. A partir de ahí se sucedieron las ocasiones locales, pero Chema supo sacar la manopla a José Luis (73’) y a Fernando (86’). El ‘8’ se guardaría la venganza para el descuento.

3 Real Ávila B: David, Antonio, Muci (Xavi, 71’), Dani, Carlos, Mauro, Víctor (75’, Raúl), Fernando, Cristian, Alberto (Rubén, 83’) y José Luis.
2 Briviesca: Chema, Alberto, Riaño (Morales, 45’), Óscar, Álvaro, Mata (Saúl, 75’), Arce, Valta, Ibi (Igor, 45’), Eloy Diego.
Goles: 0-1 (minuto 19’) Diego; 1-1 (minuto 26) Cristian, 2-1 (minuto 63) Víctor; 2-2 (minuto 92) Arce; 3-2 (minuto 94) Fernando.
Árbitro: Lavandera Alonso (Segovia). Mostró cartulinas amarillas al local Mauro; y a los visitantes Diego y Óscar.
Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 12ª de la Regional de Aficionados A, disputado en Sancti Spiritu ante medio centenar de espectadores.