Crónica de Casermi / Segunda derrota consecutiva del Sporting Lanzahita esta vez en casa del Arenal, en un partido muy duro, al que el Sporting se presentaba con los jugares justos y sin portero. Un partido muy duro donde el colegiado fue muy permisivo con el Arenal y muy poco con el Sporting. Esta nueva derrota aleja demasiado al Sporting del primer clasificado.

La primera parte comenzaba con el partido muy dividido, con continuos robos de balón de parte de uno y otro equipo. Pero el Arenal sabía muy bien lo que tenía que hacer: no dejar de jugar al futbol al Sporting y cualquier jugada en la que combinaba bien el Sporting, El Arenal, paraba esa jugada como fuera, unas veces bien y otras muchas con faltas de todo tipo, todo esto ante la pasividad del árbitro. En esta primera parte no hubo muchas ocasiones de gol salvo algún tiro lejano del Arenal y del Sporting.
En la segunda parte más de lo mismo, con la diferencia que el Sporting tuvo más controlado el partido y robaba balones peligrosos en el centro del campo, saliendo rápido a la contra y poniendo en apuros a la defensa local. Las ocasiones más claras del Sporting fueron a balón parado que a punto estuvieron de subir al marcador. A medida que avanzaba la segunda parte, el partido perdía futbol y ganaba en brusquedad, todo esto unido al derroche físico que llevaba hecho el Sporting durante todo el partido y la pasividad del árbitro con el Arenal, hizo que al Sporting le fuera faltando gasolina. Esto propició que el Arenal dispusiera también de algunas ocasiones de gol y de que llegara con más peligro al área del Sporting. Pero no fue hasta el último minuto cuando en un saque de banda un jugador local remata aa placer dentro de la portería del Sporting, haciendo que el Lanzahíta sume su segunda derrota consecutiva.