Los jugadores del Real Ávila celebran uno de los goles marcados
(Álbum de fotos de JULIO CÉSAR)

María Sánchez / El equipo entrenado por José Luis Diezma ha logrado un amplio triunfo sobre el Burgos Promesas 2000 que le vuelve a colocar entre los cuatro primeros, concretamente cuarto con 75 puntos, los mismos que el tercero, Atlético Astorga, y con tres de ventaja sobre el Bembibre perdió por la minima en el derbi con la Cultural Leonesa. Dos goles en cada tiempo en un partido muy cómodo del Real Ávila ante un rival flojo que demostró el porqué de su mala situación clasificatoria.  

El conjunto encarnado se presentó con las bajas de Tirso y de Trujillo, este último debido a un proceso febril. En el bando contrario tenían bastantes ausencias por lesión y sanción, por lo que Diego Rojas tuvo que echar mano de varios jugadores juveniles para completar la convocatoria.
El Real Ávila empezó a hacerse desde el principio con el control del encuentro y a los ocho minutos tenía Emilio la oportunidad de abrir el marcador, quedándose a punto de rematar una jugada que había iniciado Pito por la derecha y que Gustavo dejó pasar al medinense, quien estuvo más lento que el joven portero burgalés Carlos para hacerse con la pelota.
Llegó el primer gol en el minuto19. Una buena jugada de Peña finaliza en córner y su lanzamiento le llega a Emilio cuyo disparo repele el guardameta visitante. Allí estaba Toño para coger el rechace y batir al cancerbero. Acto seguido a Gustavo le anulan un gol por fuera de juego trar recibir un pase de Emilio. El delantero cebrereño, que aunque hoy no marcó si estuvo muy activo asistiendo a sus compañeros, quiso anotar el segundo  pero Carlos desbarató la acción enviando el esférico a saque de esquina.
Estábamos en el ecuador del primer tiempo y la posesión era por completo del Real Ávila, mientras que todo el Burgos Promesas se guarecía en su campo intentando que no le golpearan. En el minuto 29 Iván Cabezudo tira a la portería y cuando parecía que iba a entrar se encontró la bola con el central César para impedirlo. Un disparo que le hizo daño al burgalés aunque afortunadamente sin consecuencias. 

Cuarteto letal

En pleno vendaval de juego abulense, Pito aprovechó una buena jugada trenzada entre Gustavo, Emilio y Peña para marcar el segundo rematando de cabeza en el segundo palo ante la desesperación del meta Carlos. El cuarteto de futbolistas encarnados citados eran letales, dando muestras de su enorme potencial ofensivo. 
En los minutos anteriores al descanso, el Real Ávila dio un pasito atrás empujado por un Burgos Promesas que no quería que su desventaja en el marcador aumentase. La defensa abulense no andaba muy segura. A tres minutos para marcharse a los vestuarios, Félix realizó una buena intervención deteniendo un tiro de Dani Aparicio que de haber entrado hubiera metido al equipo naranja en el partido.
La segunda parte comenzó con la misma tónica con la que se desarrolló la primera. Dominio territorial del Real Ávila, que a los dos minutos de la reanudación tuvo en un cabezazo de Fran la oportunidad de hacer el tercero pero la pelota pegó en el travesaño. Las ocasiones se sucedían, si bien los encarnados bajaron el pistón confiados por la ventaja, con cierta dosis de relajación. Emilio y Peña disfrutaron de sus opciones; el primero tras recibir un pase de Gustavo la tiró fuera a la izquierda de la portería del Burgos Promesas; y el segundo después de marcharse de dos contrarios se encontró con Carlos quien mandó el balón a córner.
En dos minutos, 73 y 74, vino la sentencia del resultado con dos goles más a favor del Real Ávila. El tercero lo anotó Iván Cabezudo tras recibir una asistencia de Toño. Y el cuarto fue obra de Emilio en jugada personal marchándose de varios contrarios. El veterano jugador de Medina del Campo perdonó en el tramo final el haber subido el quinto al marcador. Se lio en el uno contra uno frente al portero rival y con todo a su favor la mandó fuera después de haberse recreado demasiado con la pelota. También pudo Gustavo ser el autor del gol que hubiera supuesto la ‘manita’ pero su disparo se marchó arriba.
Sin apenas descanso, el próximo martes 1 de mayo, el Real Ávila jugará en el campo del colista, Ponferradina B, ya descendido a categoría regional. Gran ocasión de sumar tres nuevos puntos y continuar entre los cuatro primeros. Esperemos que en Compostilla no surja la sorpresa.
Ficha técnica: 
4 Real Ávila: Félix, José María, Fran, Javi, Toño, Iván Cabezudo (Vicente, m. 79), Piru, Peña (Jaime, m. 75), Pito (Chiqui, m. 61), Emilio y Gustavo.
0 Burgos Promesas 2000: Carlos, Xabi, Ciryl, Jairo, César, Dani González, Víctor, Gallo (Bellido, m. 46), Dani Aparicio, Iván (Burak, m. 11) y Juanpa (Tarik, m. 75).
Goles: 1-0 (Toño, m. 19), 2-0 (Pito, m. 32), 3-0 (Iván Cabezudo, m. 73), 4-0 (Emilio, m. 74)
Árbitro: El salmantino Jesús Rodríguez Cayetano. Mostró tarjeta amarilla al visitante Dani Aparicio.
Incidencias: Encuentro correspondiente a la trigésimo novena jornada del grupo VIII de Tercera División, disputado en el estadio Adolfo Suárez, con asistencia de unos 350 espectadores. Césped un tanto irregular y resbaladizo por el agua caída por las lluvias, que hicieron acto de presencia cuando falta un cuarto de hora para el final.