“El que gana nunca se rinde, y el que se rinde nunca gana”

Comentario de Fernando López del Barrio

Real Ávila
El Real Ávila se prepara para el partido del próximo fin de semana ante el líder de la categoría regional infantil, el Real Valladolid, y sigue encaramado en lo alto de la clasificación. Otro buen primer tiempo del Ávila que controló el partido con comodidad y dominó en todo momento a un Parquesol que apenas había llegado al área y que solo dio sensación de peligro a balón parado. Así, Manu en el minuto 5 y Mayoral en el 20 ponían un claro 2-0 en el marcador con que se irían al descanso. Leer más pinchando en el titular de la noticia.

Parquesol
En el segundo tiempo vino de nuevo la relajación por el resultado. Comienzan algo despistados y en el minuto 42 Andrés Castaño pone el 2-1 en el marcador, pero el Real Ávila reacciona con rapidez y sólo tres minutos después Juancar marcaba el 3-1. El entrenador abulense, Miguel Ángel, cambia a Mayorga por J. Carlos y baja a Mayoral al centro del campo para controlar esa franja de terreno y dominar el partido. Pero cuando parecía sentenciado el encuentro, los chavales vallisoletanos, al saque de una falta y con el partido casi acabado (minuto 69), en un rechace marcan el 3-2, lo que ponía de nuevo la emoción y un poco de intranquilidad y nerviosismo en el partido. El Parquesol únicamente se dedicaba a lanzar balones largos al área. Pese a estos intentos de los pucelanos de balones bombeados al área, se llega al final del partido con el resultado inamovible.

Comentar que en este segundo tiempo Adrián tuvo que emplearse a fondo despejando varios balones de puño. Pero lo dicho, el resultado ya no se movería en los cuatro minutos de prolongación, quizás demasiado ajustado para los méritos de unos y otros.

Pinchar para agrandar

El árbitro no tuvo una tarde afortunada. No apreció bastantes faltas, y algunas incluso las señaló al revés y bajo nuestro prisma sacó tarjetas sin necesidad. En esta categoría todavía hay que hacer una labor de enseñanza, al menos eso creemos nosotros.

Y ahora a viajar a Valladolid con ilusión y a disfrutar y a seguir en la buena línea. El partido es difícil pero estamos seguros que los chicos abulenses saldrán motivados y darán la cara. ¡Ánimo!