Antonio con el balón, iniciando una jugada
A. Goal / El San José soriano pagó cara su inferioridad numérica al quedarse en la última media hora con tan sólo nueve futbolistas. Lo que podía haber supuesto un empate para el conjunto visitante, se saldó con una victoria para el Real Ávila B, que supo tirar del carro cuando las circunstancias le eran favorables en la última media hora de partido.

Carlos Rojas tuvo que conformarse con una convocatoria muy reducida, con tan sólo dos jugadores de campo para recambios. El choque comenzó sin que ninguno de los dos equipos dominase al otro y sin llegadas claras que creasen peligro. La única corrió a cargo del encarnado Alberto, cuyo disparo fue desviado a córner por Hichan.

En el minuto 23, el San José se puso por delante después de una jugada donde la defensa abulense no estuvo muy afortunada y dejó que el más incisivo de los visitantes, Triqui, rematase por bajo y sin oposición a David. Poco duraría la ventaja soriana porque cuatro minutos más tarde, en una acción de Alberto y recogiendo un despeje del meta rival, el Real Ávila B lograba el tanto del empate, con el que se llegaría al descanso. Poco antes de decretarse el mismo, el equipo local reclamó un penalti por mano del San José que el árbitro no concedió, considerando que la infracción había sido fuera del área.

Tras la reanudación, el San José que entrena Eusebio Ramos se podía haber puesto en franquicia si Diego no hubiese fallado clamorosamente al enviar el balón a las nubes después de marcharse en solitario hasta la portería abulense. Poco después el colegiado anularía un gol visitante de Jorge por considerar que la jugada se había iniciado en fuera de juego.

A dos minutos de cumplirse la hora del partido, el San José se quedó con uno menos tras recibir Pablo la segunda tarjeta amarilla al tocar la pelota con la mano. Ahí vino la reacción del Real Ávila B, que había sacado en el segundo tiempo a Cristian en lugar de Mauro. El combativo Alberto dio un par de avisos al contrario, el primero enviando un disparo al larguero desde el punto de penalti y el segundo en un lanzamiento por la derecha desde lejos donde el balón rozó el travesaño.

Y el gol del 2-1 que deshacía la igualada lo convirtió Cristian en el minuto 72 después de culminar una jugada de su equipo. Pudo sentenciar el futbolista argentino en un disparo por la izquierda que se fue lamiendo uno de los palos de la portería defendida por Hichan.

A partir de ahí, el conjunto abulense resolvió definitivamente el partido. Un disparo de Vicente desde fuera del área supuso el 3-1, a falta de once minutos para el final. No se conformó el delantero con este gol y quiso anotar el segundo de su cuenta personal tras culminar una buena jugada del Real Ávila B iniciada por Alberto y en la que también intervino Cristian.

Tras el 4-1, el San José se quedó con nueve después que David tuviera que abandonar el terreno de juego al ver su segunda amarilla. No quedaba tiempo para que los de Carlos Rojas sacasen rendimiento a esta situación, salvo anotar un disparo de Antonio desde lejos que salió por encima de larguero.

4 Real Ávila B: David, Antonio, Muci, Raúl, Dani (Xavi, m. 67), Moreta, Alberto, Mauro (Cristian, m. 46), Vicente, José Luis y Fernando.
1 San José: Hichan, Pablo, Simal, Rubas, Jon, Moneo (Joserra, m. 64), Jorge, Roberto (Lubo, m. 67), Diego (Raúl, m. 58), David y Triqui.
Goles: 0-1 (Triqui, m. 23), 1-1 (Alberto, m. 27), 2-1 (Cristian, m. 72), 3-1 (Vicente, m. 79), 4-1 (Vicente, m. 87).
Árbitro: El segoviano Lavandera Alonso, asistido en las bandas por García Ander y Martín de la Calle. Mostró tarjeta amarilla a los locales Raúl y Vicente. Y a los visitantes Simal, Rubas, Jon, Pablo y David, a los dos últimos en dos ocasiones, por lo que fueron expulsados en los minutos 58 y 88, respectivamente.
Incidencias: Encuentro correspondiente a la segunda jornada del grupo A de la Primera División Regional de Aficionados, disputado en el campo B de Sancti Spíritu, con asistencia de medio centenar de espectadores.