@deportesavila / Francisco Javier Agea fue el único abulense que logró terminar en el campeonato de España sub-23 en línea, disputado sobre 134 kilómetros entre las localidades jiennenses de Úbeda y Baeza. Concluía en séptima posición, a 2’31” del ganador, formando parte del primer grupo perseguidor.

En una accidentada prueba se imponía el ex triatleta Javier Romo, de Castilla-La Mancha, proclamándose así nuevo campeón de España, en la que era su tercera carrera como sub-23. Tras 40 kilómetros en solitario, llegaba a la línea de meta con un tiempo de 3 horas, 14 minutos y 31 segundos. La medalla de plata correspondía a Jokin Murguialday (Euskadi), a 2’08”; y la de bronce a Eduardo Pérez-Landaluce (Principado de Asturias), a 2’10”.

Poco después de dar el pistoletazo de salida se produjo una caída numerosa, sin graves consecuencias, pero que partía el pelotón en dos. Tras la primera vuelta, un autobús de línea se quedó atascado en mitad del circuito, teniendo que neutralizarse la carrera. La organización reanudó la misma por un recorrido alternativo, dándose de nuevo la salida lanzada. Una vez retirado el autobús, se volvió al recorrido original con una vuelta menos, o lo que es lo mismo, suprimiendo 26 kilómetros del trazado original.

Abandonaban en el transcurso de la carrera los otros tres ciclistas abulenses que participaron con Castilla y León en el Campeonato de España sub-23 en línea, Fernando Santos, Arturo Cantera y Norbert Nowik.

Igualmente no terminaba la prueba Sandra Moral (Farto-Aguas do Paraño) en el Campeonato de España élite femenino en línea, con victoria de Mavi García (Alé) en 2 horas, 53 minutos y 21 minutos -haciendo doblete al haber ganando también la contrarreloj-, tras 104,1 kilómetros desde Úbeda a Baeza.