@deportesavila / Casi 18 horas ha necesitado Javier Hernández para recorrer los 65 kilómetros del sendero GR10AV, terminando en Burgohondo, después de pasar por Navaluenga, La Rinconada, Las Cruceras, Cebreros y el Arroyo Tórtoles, en el límite de las provincias de Ávila y Madrid.

La quinta etapa del reto #miGR10AV iba desde la Colonia Venero Claro a Burgohondo, con un recorrido de 13,31 kilómetros para el que los andarines necesitaron tres horas y media. La ruta fue efectuada con miembros del Grupo Paseos por Montaña, con el respaldo del Club Nosolocuerda y el apoyo del Grupo Almanzor. En total, 15 personas arrancaron el camino con la lluvia como testigo.

Cruzaron el puente sobre la garganta de Marchamala, dentro de la zona conocida como el Vahillo, para alcanzar Navaluenga donde les dio la bienvenida su majestuoso puente románico. Después de dos horas caminando llegaba el momento de hacer un receso para reponer fuerzas. Aún restaban ocho kilómetros para culminar la etapa.

Tras el descanso, fueron hacia el Arroyo del Pasadero, límite entre los municipios de Navaluenga y Burgohondo. Poco después entraban en esta última localidad, terminando la ruta en el puente que cruza la garganta de Navalacruz.

Más información pinchando en este enlace

Pinchar en la imagen para acceder al álbum de fotos de Javier Hernández, Miguel Ángel Martín, Enrique García y Antonio Lambas