Ángel G. Alameda / Tablas en el intenso choque que protagonizaron en el Adolfo Suárez el Real Ávila y la Arandina, con el cuadro abulense salvando un punto ante un rival directo gracias a un gol de Carlos Pascual en el tiempo de descuento.

Los de José Manuel Jimeno salían con la intención de borrar el tropiezo sufrido la jornada anterior en La Albuera frente a la Segoviana. La mala imagen dada en la ciudad del acueducto se repitió durante la primera parte, mejorando en la segunda, sobre todo en el tramo final acosando a los de Aranda de Duero hasta alcanzar in extremis el tanto del empate que ha de darse por bueno, sobre todo teniendo en cuenta el buen juego y el mayor número de oportunidades que disfrutó el contrario.

Pancarta animando al lesionado Sito Cruz

En el once inicial encarnado varias novedades. De nuevo alternancia en la portería, dejando a Johan en el banquillo y saliendo Brian, que tuvo una gran actuación con varias paradas que salvaron de mayor tanteo a su equipo. El lugar del lesionado Sito Cruz en el lateral derecho de la defensa fue ocupado por Marcelo, que debutaba con acierto en Tercera División. Marcos y Domingo se quedaban en el banquillo y salían Manuel Sánchez y Cristian.

No hubo goles en los primeros igualados cuarenta y cinco minutos, aunque no faltaron oportunidades a ambos equipos para inaugurar el marcador. En el minuto 11 Borja Rubiato vio adelantado al portero Curro y su disparo salió fuera. Brian salvaba un gol en el 24 al interceptar un tiro de Iván que culminaba una contra. Volvía Brian a intervenir con éxito en el 28 ante el remate de Mozo, despejando a córner. Sacado éste el guardameta local metía el puño y evitaba de nuevo el gol a disparo de Iván. Después en el cuadro abulense, Cristian mandaba la pelota cerca del poste izquierdo del marco arandino y cerca del descanso un lanzamiento desde treinta metros de Llorián era peinado por Borja Rubiato rozando el poste derecho de la Arandina.

Borja Rubiato siendo atendido por un golpe en la nariz

Tras la reanudación el Real Ávila introducía un par de cambios, dando entrada a Camilo y Javi de Mesa por Sergio Ramos y Manu Moreira, respectivamente. Próximo a cumplirse la hora de juego, la Arandina se ponía por delante a través de Sagüés en una jugada personal desde el centro del campo sin nadie que le interceptase, batiendo por bajo a Brian. La mínima renta pudo aumentarla el equipo de la Ribera del Duero en ocasiones que no materializó, la más clara en un mano a mano de Mozo ante Brian, que el delantero burgalés mandó a las nubes.

Quemaba sus últimos cartuchos Jimeno sacando a hombres con proyección ofensiva como Diego Ortiz, Calderón y Álex Garrido en detrimento de Dani Tena, Cristian y Marcelo, dejando una defensa de tres con Carlos Pascual, Manuel Sánchez y Llorián. Una decisión arriesgada, que al final dio sus frutos, pero que también podía haber servido para que la Arandina sentenciase.

Brian salvó al Real Ávila de recibir más goles

El Real Ávila, jaleado por su público se volcó en el último tramo sobre el área contraria, acosando al cuadro visitante que replegaba velas intentando evitar la igualada interceptando las acciones de peligro abulense. Cristian, Calderón y Rubén Ramiro no acertaron a empatar.

Cuando se pensaba que iban a volar los tres puntos a Aranda de Duero, con los jugadores visitantes perdiendo el mayor tiempo posible, tras una internada por la izquierda de Javi de Mesa, éste centra al área y allí remataba a gol Carlos Pascual para salvar un punto.

El empate mantiene al Real Ávila en segunda posición en la clasificación, ya con una desventaja de cinco puntos respecto a la Gimnástica Segoviana, y con tres sobre el Real Burgos que tiene un partido menos. El siguiente rival encarnado será el Numancia B el próximo domingo en Soria.

José Manuel Jimeno: “Un puntito agridulce

El entrenador del Real Ávila manifestaba que su equipo había vuelto a hacer “un mal primer tiempo, para mí inesperado, por debajo de lo que se pretendía. Recuperábamos un equipo que anteriormente había rendido a un muy buen nivel. Sabíamos de la dificultad del rival y de ganar cualquier partido en el grupo. Si es una Arandina más, con muy buenos jugadores, que venían a hacer su partido, competir y sumar tres puntos. Son futbolistas que desequilibran, rápidos y habilidosos. Tienen un killer del área como nosotros y gente a balón parado con mucho potencial, con músculo en el medio campo. Han intentado rascar cualquier segundo y máxime cuando se han puesto por delante en el marcador. En el segundo tiempo, en el momento en que ellos estaban un poco desdibujados, aparecía la genialidad de un muy buen jugador como es Sagüés y ha hecho gol. Nosotros no hemos sido capaces de pararle. A partir de ahí se nos ha puesto todo cuesta arriba y hemos hecho cambio a nivel ofensivo para generar más situaciones como por fortuna se han dado. Así ha venido el gol en el descuento. Debíamos haber dado una cara mejor para recuperar la buena sintonía que teníamos y solo lo hemos hecho un poquito al final. El sustituto del lesionado Sito Cruz ha hecho un partido muy completo.”

Carlos Pascual: “Un punto más

El autor del gol encarnado resumía el partido en “una primera parte en la que no hemos podido desarrollar nuestro juego. Y en la segunda, un gol de ellos cuando no estaban creando peligro, con el empuje de la afición hemos conseguido el empate. Tenemos que sumar de tres en tres. En el gol y con balones a la olla, por suerte me ha caído a mí.”

Álex Izquierdo: “Nos han marcado un gol fuera de tiempo”

El entrenador de la Arandina se mostraba “disgustado” por haber perdido dos puntos en el último momento “en un buen partido entre dos buenos equipos de Tercera División. Hemos merecido los tres puntos ante uno de los equipos más en forma de la liga, con una plantilla de altísimo nivel. El Ávila ha dado un salto competitivo con respecto a las dos anteriores temporadas. Hemos generado ocasiones de peligro en la primera parte que no hemos podido materializar. En la segunda, hemos marcado de forma justa y nos ha tocado encerrarnos atrás. Me fastidia mucho que nos hayan marcado un gol fuera de tiempo porque el vestuario está viviendo situaciones desagradables. En caliente, estamos disgustados y rabiosos, pero con el paso de las horas nos va dar mucha fuerza para seguir creciendo.”

FICHA TÉCNICA:

 1  Real Ávila: Brian; Marcelo (Álex Garrido, m. 78), Carlos Pascual, Dani Tena (Diego Ortiz, m. 65), Llorián; Manuel Sánchez, Sergio Ramos (Camilo, m. 46); Cristian (Calderón, m. 74), Rubén Ramiro, Manu Moreira (Javi de Mesa, m. 46); y Borja Rubiato.

 1  Arandina: Curro, Rovira, Domínguez, Pesca, Peli (Junyent, m. 76), Sagües (Thabang, m. 93), Mamadou, Edgar, Mozo (Santín, m. 84), Barbero e Iván (Zazu, m. 84).

Goles: 0-1 (Sagüés, m. 57), 1-1 (Carlos Pascual, m. 96).

Árbitro: Alberto Sánchez Ingidua (Salamanca), asistido en las bandas por Víctor Jiménez Rivero y Guillermo Iñigo Hernández. Mostró tarjetas amarillas a los locales Manu Moreira y al entrenador José Manuel Jimeno; y a los visitantes Edgar, Mozo, Peli, Domínguez, Curro y Thaband, así como a la fisio Miriam Gallo, expulsando con roja directa en el minuto 90 al preparador físico Denis Serrano y al segundo entrenador Nacho Lobera.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la quinta jornada del Subgrupo B del Grupo VIII de Tercera División, disputado en el Estadio Adolfo Suárez, con asistencia de unos 450 espectadores. Antes de comenzar el partido los jugadores de ambos equipos saltaron al campo con una camiseta y una pancarta dando ánimos al futbolista encarnado Sito Cruz, operado de fractura de tibia y peroné. Además, hizo el saque de honor el ganador del Tour de Francia 2008, Carlos Sastre, a quien el Real Ávila entregó una placa.