Los capitanes de los equipos con el trío arbitral: Foto: @cd_benavente

@deportesavila / Buen arranque del Real Ávila en 2022. Conseguía imponerse en la tanda de penaltis en el VI Trofeo de Reyes de Benavente ante el equipo local, en un partido que terminaba con empate a tres después de igualar un 3-1 en contra en el tiempo de descuento.

Según la crónica de La Opinión de Zamora, después de unos minutos de tanteo entre los dos conjuntos, comenzó el aluvión de oportunidades visitantes, logrando salir ileso el Benavente que llegó a perdonar una clara ocasión para ponerse por delante en el choque disputado en el campo municipal Luciano Rubio en una fría tarde.

El capitán Andrés Llorián con el trofeo conquistado. Foto: @RealÁvilaCF

Los primeros cuarenta y cinco minutos iban transcurriendo con el cero a cero inicial hasta que en el último el árbitro pitaba un penalti en contra del Real Ávila. Lo transformaba el jugador local Richi. Pero en la siguiente jugada los benaventanos cometían una pena máxima al tocar el balón con la mano en su área. Lanzaba y marcaba desde los once metros Ivi y con uno a uno se llegaba al descanso.

Tras la reanudación, el colegiado volvía a señalar un penalti en contra del equipo abulense cuando se cumplía el minuto 69. El tomatero Izan no fallaba desde el punto fatídico, estableciendo el 2-1, que aumentaría al 3-1 cuando en el 81’ una gran jugada del zamorano Camilo por la banda derecha concluiría en una cesión a Álvaro, que solo ante el meta del Real Ávila definía con su pierna derecha.

Se producía un momentáneo apagón en el estadio y después de venir la luz, los de Borja Rubiato, a un minuto para el final del tiempo reglamentario, alcanzaban el empate a tres, primero con un 3-2 a cargo de Javi de Mesa, quien conectaba un disparo directo que se colaba por la escuadra del marco benaventano, para a continuación ser Rober el que anotaría el 3-3.

Había que decidir por penaltis quién se llevaba el trofeo en juego. El que mejor lo hizo fue el Real Ávila que acertó en los cinco lanzamientos, mientras que el Benavente lo hacía en tres.

Jugadores del Benavente y Real Ávila posan juntos. Foto: @RealAvilaCF