Ángel G. Alameda / Este domingo llega un nuevo partido para el Real Ávila en casa, en la que será una buena ocasión de reivindicarse tras sufrir en Tordesillas la primera derrota de la temporada. Un traspié que afectó a los jóvenes futbolistas de la plantilla encarnada, que tras analizar los errores con el cuerpo técnico y disfrutar de dos días de descanso, ya el miércoles habían cambiado el chip, pensando solamente en superar a La Virgen del Camino.

Que mejor manera de resarcirse que sumar los tres puntos en juego ante un equipo que deambula por la zona tibia de la tabla, undécimo, con siete puntos, fruto de dos triunfos, tres empates y dos derrotas. En las últimas cuatro jornadas ha sido incapaz de ganar y fuera únicamente ha podido sacar un punto, igualando a cero en el campo del Numancia B. A domicilio no ha marcado ni un solo gol.

Los virginianos han obtenido sus mejores resultados como locales. “Es un rival que marca muy bien los tiempos del partido, si lo quiere parar lo para y si quiere meter una marcha más la mete. Explotan muchísimo el balón. Fuera de casa lo suelen dar al rival. Debemos tener tranquilidad cuando tengamos el balón”, comenta Borja Rubiato.

La Virgen del Camino es un equipo que al Real Ávila se le ha atragantado aquí en casa. El año pasado fuimos incapaces de ganarles. Tiene un perfil de jugador más adaptado para el contexto de su campo, pero que leen y manejan muy bien los tiempos del partido con gente muy veterana. Intentan llevar al rival a donde ellos quieren”, por lo que hay que tener “mucha concentración y no cometer errores”, además de evitar el peligro que presentan a balón parado, “de los que más de la categoría, que te hacen muchísimo daño”, señala el entrenador abulense.

“Un partido para madurarlo y meterle un ritmo altísimo”

“La clave va a estar en meter un ritmo muy alto al partido desde el inicio” y que todos sus jugadores estén “frescos y quieran el balón”, además que sean “solidarios cuando no lo tengan, replegándose de forma rápida”, indica Rubiato, que advierte que no deben conceder muchas faltas porque el cuadro leonés las explota, al igual que los saques de esquina.

La historia de los choques en la ciudad amurallada entre el Real Ávila y La Virgen comenzó hace una década con 14 goles a favor de los locales y 8 para los visitantes. En las nueve visitas realizadas la victoria ha recaído del lado del equipo local en cinco oportunidades, la más clara en la temporada 2012/2013 por 4-0. Dos empates y dos derrotas completan la trayectoria de un enfrentamiento del que no ha salido vencedor el conjunto abulense en los dos últimos años, viéndose en la 2019/2020 superado por 0-1 y empatado a uno en la 2020/2021.

Para buscar el triunfo Borja Rubiato continúa con las bajas de Grillo, con un edema en el tobillo; Camilo, recuperándose de su grave lesión; y Ribe, que aún no ha cumplido por completo la sanción que arrastra de la temporada pasada. Es seria duda Ivi, sobrecargado, aunque podría entrar en la convocatoria, eso sí, sin salir desde el inicio.

El trío arbitral que pitará en el Adolfo Suárez estará encabezado por primera vez por una mujer, la colegiada palentina de la Primera División femenina (Liga Iberdrola), Elena Pélaez, asistida en una de sus bandas por otra fémina, la burgalesa Adriana García.

Como consecuencia de la celebración del ‘clásico’ entre el Barcelona y el Real Madrid, el partido comenzará una hora más tarde de lo habitual. Se espera que esta circunstancia no afecte demasiado a la asistencia de aficionados al estadio en una tarde que se prevé soleada y con una temperatura alrededor de los 15º.

REAL ÁVILA - LA VIRGEN DEL CAMINO
Domingo 24 de octubre de 2021
Hora: 18,00
Campo: Estadio Adolfo Suárez
Árbitro: Elena Peláez Arnillas (Palencia)
Asistentes: Adriana García Fernández y Eduardo Aguado Martínez