@deportesavila / Llegó al club encarnado hace cuatro años, procedente del Ciudad de Móstoles. Le ofrecieron inicialmente la dirección deportiva, acumulando por necesidad también la dirección general, cargos que considera “un honor, en un capital de provincia y en un club histórico” que cuenta con unos 550 abonados. Carlos González es la cabeza visible del Real Ávila y ha sido sometido a una batería de preguntas por streaming, en la última comparecencia de un miembro de la familia encarnada durante las dos últimas semanas de confinamiento por la epidemia de coronavirus.

Pasando la cuarentena en la capital abulense, lejos de su habitual domicilio madrileño, durante casi dos horas y con unos 2.000 espectadores, González ha respondido a todas las cuestiones que se le han planteado, anunciando que el Real Ávila había solicitado un expediente de regulación de empleo (ERTE), del que aún no ha recibido respuesta.

Dar por finalizada la temporada

De la situación actual de confinamiento desea que acabe cuanto antes “para hacer vida normal, el fútbol es lo último en que tenemos que pensar”. Respecto a cómo terminar la temporada, “lo suyo es que se tomasen las mismas medidas que en Inglaterra, que se diese por finalizada y se pensase en la siguiente”, aunque ello supondría que para el próximo año continuarían rivales duros para disputar el play off como el Zamora o la Segoviana.

Sin ciudad deportiva y con menos ayudas municipales

El tema de la ciudad deportiva “está muy parado después de cuatro años. Si no se puede hacer en el entorno del Adolfo Suárez (campo que “a día de hoy no tiene solución, lo mejor es que se tire y se haga nuevo”) “que nos den soluciones en otros terrenos”.

No hay nada avanzado” en las conversaciones tenidas con el Ayuntamiento de Ávila. “Nos prometieron ayudar y ya me he cansado en este tema. En lo que lleva de gobierno Por Ávila nos hemos llevado 11.000 euros menos de subvención. Esperemos que se reaccione y se valore al Real Ávila como se tiene que valorar, que hasta el día de hoy no se está haciendo”. Reconoce que el presidente del club, Pedro Pascual, procurador en las Cortes de Castilla y León, “es uno de los que más fuerza está haciendo en favor del Real Ávila”.

Escasos patrocinios de las empresas abulenses

Actualmente la aportación de los patrocinadores abulenses -entre 25 y 30– es solo del 18 por ciento del presupuesto, que aportan cantidades pequeñas. En cuanto a la escasa colaboración de las instituciones y empresas de Ávila, cree que están pagando lo que se hizo mal en años anteriores a su venida al club. Llegar a más “nos va a costar y más con la crisis que se nos viene ahora, pero el “que quiera ayudar, aunque sea una cantidad pequeña, al final lo hace.

Mantener el presupuesto actual la próxima temporada “va a ser complicado y más “cuando vamos a ser realistas y contar con lo que tengamos”. Respecto a los medios disponibles, “a nivel humano nos falta gente y a nivel económico nos falta apoyo de las instituciones y que las empresas de la ciudad de verdad nos ayuden y quieran de verdad ver crecer al club”.

Todo por decidir para la próxima temporada

Contento con el entrenador Jonathan Pradoporque hace un trabajo brutal en el día a día y en el análisis de rivales y para nada me arrepiento de tenerle con nosotros”. Sobre su continuidad para la próxima campaña nada está decidido. “Al final de temporada nos reuniremos y valoraremos lo que es mejor para ambas partes”.

No descarta que en un futuro pudiera volver al frente del banquillo José Manuel Jimeno, técnico que tuvo sus más y sus menos con los aficionados. También tiene en mente a técnicos abulenses porque “los hay muy buenos y están haciendo un gran papel”, habiendo considerado “en alguna ocasión a Somoza, Chuchi y Pepe García, que están muy valorados en sus actuales equipos y “no queremos estropear nada a nadie”.

Deseo de renovación del 60% de la plantilla y prioridad en un delantero centro

Todos los jugadores del equipo solo tienen contrato para la presente temporada. El 30 de junio quedan libres y tiene claro el interés porque varios jugadores continúen, pero hasta que no se sepa que va pasar con esta temporada no se va a negociar su renovación, teniendo en mente proponer que siga un 60 por ciento de la plantilla, 12 ó 13 jugadores.

En cuanto a refuerzos para la próxima temporada la prioridad es un delantero centro. En la conversación han surgido nombres como Rubiato, Javi Amor, Juanan, Javi Sánchez, Rui, Domenech, Ferrer, De Frutos, Piscu o Borja Paris. La principal dificultad para traer futbolistas de nivel radica en el tema económico debido a que “hay cinco o seis equipos que ofrecen más dinero”.

¿Firmará Borja Rubiato?

Con el jugador del Zamora Borja Rubiato -con ascendencia en Santa María del Tiétar-  tiene relación por un torneo en la provincia y podría ser jugador del Real Ávila la próxima temporada. “Para mí sería un honor tener a Rubiato con nosotros”. Para ello habrá que esperar a que acabe la presente campaña. Otro de los que podría recalar en la ciudad amuralla es Javi Amor, “un pedazo de futbolista con el que ha habido algún contacto en años anteriores”.

Rubo no hizo las cosas bien

La salida de Rubo a mitad de temporada le sorprendió porque “la semana anterior estuvo reunido conmigo pidiendo un aumento de sueldo para lo que quedaba de la segunda vuelta y una renovación para la siguiente temporada”. Estima que “no hizo las cosas bien” después de haber manifestado poco antes su abulensismo a muerte. “Mientras yo esté aquí no volverá al Real Ávila, me parecería una falta de respeto a la afición”.

Puntos perdidos y espectaculares ante la Segoviana

Reconoce que al equipo le ha faltado ambición en determinados partidos donde se han dejado puntos. En el polo opuesto el partido contra la Segoviana. Fue “impresionante por el ambiente y el partido del equipo. Salimos a morder y a comernos al rival. Fue un día espectacular que no había vivido nunca”. “Hemos hecho un buen papel con los equipos fuertes pero nos ha faltado hambre con los de abajo”.

Equipos y futbolistas abulenses

La posibilidad de que la próxima temporada haya tres equipos abulenses en Tercera División entiende que afectaría al reparto de futbolistas de Ávila entre ellos. Considera que “no hay tanto jugador para tres equipos, ni siquiera para uno que como en nuestro caso quiera estar arriba”. Opina que el equipo de la ciudad tiene que ser el Real Ávila, “que es el histórico, con 97 años”. El resto deberían ser filialescon jugadores que no tengan cabida en el primer equipo”. Si el Diocesanos ascendiese a Tercera, cree que no podrían compartir campo como ya se vio hace cuatro años.

Preguntado sobre si habían tanteado a jugadores de la Cebrereña, tras señalar que del equipo culturalista ficharon a Juli, Mayorga y Guille Velayos, si que se han interesado en varias ocasiones por David Terleira pero no se llegó a un acuerdo con el delantero. También les interesó Ruba, pero por motivos laborales del defensa, que trabaja en Madrid, no ha podido venir. “Hay jugadores que se sienten mejor en el equipo donde militan y no quieren tener la presión de estar en el Real Ávila”.

Ojalá tuvieramos más abulenses en plantilla la próxima temporada. Nuestra idea es que así sea. Para nosotros es preferencia los jugadores de Ávila”. Algunos nombres que cita en la conversación y que tiene en mente son los de Carlos Pascual, Ángel Encinar, Raúl Arroyo, Juan Berlana, Javi Grillo, Aitor Asensio, Álex Conde, Mario Hidalgo y Javi Navas, aunque a este último le quedan tres o cuatro años de jugar fuera.

El club encarnado cuenta con personas que siguen la provincial de fútbol para ver futbolistas que les llaman la atención por sus números. Oli y Mayorga son los dos únicos abulenses en la actual plantilla y quiere que sigan en el Real Ávila.

Objetivos: Segunda B y fomentar la cantera

El objetivo de Carlos González es continuar en el Real Ávila “por lo menos hasta su centenario, con el empeño de conseguir el ascenso a Segunda B porque “la ciudad se lo merece y hace muchos años que no vive algo así”. Sin olvidar que “es fundamental que el Ávila tenga una buena cantera”, continuando con el trabajo “brutal” en los últimos años de Rober y Chema, que de 5 equipos y 60 niños se ha pasado a 14 equipos y 202 niños.

Queremos hacer más marca de provincia, en un proyecto de fomento de la cantera, con equipos más fuertes y mejores entrenadores”, así como contar con un filial en la categoría provincial como puente con el conjunto juvenil.