Ángel G. Alameda / El Real Ávila marcha. Tres victorias en las tres primeras jornadas le han colocado en la segunda posición de la tabla, compartiendo el liderato con la Arandina, con la que están igualados a nueve puntos, siendo los únicos dos equipos que suman tal número. Los encarnados se medían a un difícil rival como el filial del Numancia que acreditaba como los abulenses pleno de triunfos en los dos primeros partidos. En un choque de poder a poder, los locales superaron por dos goles a los sorianos.

A los de Jonathan Prado les costó abrir el marcador. Tuvieron que pasar 69 minutos para que Javi de Mesa pusiera por delante a los suyos, quienes en las botas de Sergio Ramos tuvieron ocasión de ampliar poco después el resultado por un penalti que no pudo transformar el salmantino, que enmendó su fallo en el tiempo de descuento con el segundo tanto, el de la tranquilidad del Real Ávila.

De inicio, el míster local volvía a poner a diez de los once que consiguieron los tres puntos en Zamora, con un único cambio. Raúl Arroyo entraba en el equipo titular en detrimento de Mayorga, baja de última hora por lesión. La formación anfitriona se vio presionada desde el principio por un Numancia B que se hizo con el control y dominio de la contienda. Jugando al toque y evitando el pelotazo, los de José Alejandro Huerta pusieron empaque en los primeros minutos, impidiendo que se acercaran las huestes abulenses a su área. Bien es verdad que los de Soria no creaban un peligro claro sobre la portería defendida por Nauzet, cuya línea defensiva dificultaba las acciones visitantes.

Pese a esa aparente superioridad, fue el Real Ávila el que disfrutó de las mejores oportunidades. La primera estuvo a cargo de Juli, que ganando a sus marcadores lanzó un disparo, desviado a saque de esquina por el guardameta numantino. Habían transcurrido 19 minutos y nueve más tarde Llorián remataba de cabeza y el esférico salía desviado.

Conforme pasaba el tiempo, el Ávila se asentaba mejor sobre el campo y el mando pasaba a su poder, bajando el pistón el Numancia B que vio como Garretas impedía a Alfredo el disparo en el mano a mano frente a Nauzet en el minuto 44. Instantes antes de que el árbitro pitase el descanso, Rubén Ramiro estuvo a punto de poner por delante a su equipo con un tiro que se iba a las nubes tras recibir un centro de Javi de Mesa al segundo palo. Los aficionados despidieron a los encarnados con aplausos cuando finalizaban los primeros cuarenta y cinco minutos sin que el marcador se hubiera movido.

Raúl Arroyo, que había caído golpeado en el área soriana durante la primera mitad y que no encontró su sitio como mediapunta, se quedaba en los vestuarios al inicio del segundo tiempo, saliendo en su lugar Edu, quien ocuparía la banda derecha, pasando Rubén Ramiro a la posición de segundo delantero. El soriano Manu Calvo inquietó en el 53 al cuadro local con un disparo cruzado que se marchó fuera. Le replicaba un minuto después Javi de Mesa con otro desde el borde del área, a las manos del enorme portero Taliby.

Tuvo dos ocasiones el Real Ávila en el minuto 62 tras sendos córners a su favor. No cuajaron, pero sí lo hizo Javi de Mesa colocando el 1-0 en otro saque de esquina, ejecutado por Rubén Ramiro y cabeceado por Llorián. La sentencia la tuvo Sergio Ramos en el lanzamiento de un penalti hecho a Juli que llevó consigo la expulsión del soriano Cámara al recibir su segunda tarjeta amarilla. El centrocampista, que no había fallado en la primera jornada, materializando una pena máxima sobre el Burgos Promesas, vio como el portero del Numancia B le detenía su lanzamiento y el rechace se estrellaba en la base del poste derecho.

De nuevo sobrevolaba el mal fario de los penaltis errados por el equipo encarnado que jugaba con superioridad numérica, pensamiento que desaparecería cuando Sergio Ramos -ya en el tiempo de descuento- lograba el segundo gol abulense, cazando un balón en el área numantina tras jugada por la derecha de Edu. Antes Prado había agotado los dos cambios, saliendo Roa por Juli y Kamil por Rubén Ramiro, con una oportunidad a cargo de Peli, cuyo disparo se iba fuera como culminación de una buena jugada entre Rubén Ramiro, Javi de Mesa y Edu.

La próxima jornada el Real Ávila visitará a La Virgen del Camino, otro potente contrario, metido en zona de play off como cuarto clasificado, uno de los cinco equipos que permanecen invictos, con 7 puntos, fruto de dos victorias y un empate.

FICHA TÉCNICA:

2 REAL ÁVILA: Nauzet, Issa, Josito, Garretas, Llorián, Peli, Rubén Ramiro (Kamil, m. 86), Sergio Ramos, Juli (Roa, m. 79), Javi de Mesa y Raúl (Edu, m. 46).

 

0 NUMANCIA B: Taliby, Checa, Mateo, Cámara, Marcos, Ander (Arana, m. 72), Beli, Moha, Alfredo (Ferrer, m. 58), Vallejo y Manu Calvo (Guillermo, m. 75).

Goles: 1-0 (Javi de Mesa, m. 69), 2-0 (Sergio Ramos, m. 91).

Árbitro: Alberto Sánchez Ingidua, asistido en las bandas por Iván Martín González y Fernando Peláez Santamarta. Mostró tarjetas amarillas a los visitantes Ander y Cámara, a éste en dos ocasiones, por lo que fue expulsado en el minuto 73.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la tercera jornada del grupo VIII de Tercera División, disputado en el estadio Adolfo Suárez, con asistencia de unos 400 espectadores. Los jugadores del Real Ávila saltaron al campo con una camiseta dando ánimos al jugador argentino Facundo Pezzi, lesionado de larga duración, que aún no ha tenido oportunidad de jugar con el equipo.