Ángel G. Alameda / El crédito que había perdido tras sus derrotas con la Segoviana y Bupolsa, lo ha recuperado el Real Ávila con tres jornadas seguidas invicto, las dos últimas con una victoria. Regresa al Adolfo Suárez donde se verá las caras contra La Bañeza, un rival que se encuentra octavo, a cinco puntos de los encarnados. Superarle significaría el tercer triunfo consecutivo.

Los bañezanos llegarán a la capital abulense de la mano de José Díez en el banquillo. Están firmando una temporada impoluta en casa donde no han cedido un solo punto pero en sus desplazamientos únicamente han sido capaces de sacar un par de puntos, uno en el campo del Bembibre y otro en el del Sporting Uxama.

Pero el Real Ávila no se puede fiar lo más mínimo de los malos datos a domicilio de los visitantes. Jonathan Prado, el entrenador encarnado los conoce a la perfección. “La Bañeza es un rival diferente en cuanto a nivel y potencial” respecto al Briviesca, informa el técnico, señalando que es “un equipo de juego directo y muy correoso que va a intentar hacer un partido muy largo” y que puede jugar con un esquema 1-4-2-3-1 ó 1-5-3-2. “Mantiene gente de la temporada pasada. Kuni y Sánchez alternan en la portería. Tiene dos centrales, Miguel y Pablo, que van muy bien de juego aéreo. Está sancionado Guillermo uno de los laterales importantes de ellos. Mateo es un jugador que les da mucho a nivel ofensivo y defensivo. Cuenta con un buen lanzador a balón parado como es Adrián Rojo y arriba dispone de Varo”. De los citados, además del castigado Guiller, ni Pablo ni Adrián Rojo estarán en Ávila, dándoles descanso su entrenador.

Respecto a cómo se encuentra su equipo, Prado comenta que “nosotros llegamos bien a nivel de juego y a nivel emocional porque la cabeza es fundamental en el fútbol”. “Las situaciones son buenas aunque hay que mejorar cosas. Para ser competitivos en las 38 jornadas, si queremos ser un equipo ofensivo con gente en campo contrario, la línea de atrás más uno de los mediocentros siempre van a tener que defender”, añade.

Ivan Vila se ha vuelto a encontrar con el gol, anotando cinco en las tres últimas jornadas, tres de ellos al Briviesca. “Después de una lesión larga ha sido un poco difícil volver. Estoy recuperado y espero no recaer. Cada día me veo mejor y me viene bien poder meter goles. Veo al equipo más mentalizado y más maduro. En el campo se está viendo que dominamos todos los partidos. Hay que llegar arriba en la recta final”, comenta el delantero vasco.

Para afrontar este compromiso el Real Ávila recupera a Rubén Ramiro una vez cumplido el pasado fin de semana su partido de sanción por acumulación de amonestaciones. Las dudas del técnico local en el once inicial parten de la atípica semana con tres partidos de liga que ha condicionado los entrenamientos. Anticipa que efectuará cambios en la alineación, estando afectados por golpes Javi de Mesa, Edu y Diego Ortiz, pendiente también de Issa y de la evolución de su elongación en el abductor.

REAL ÁVILA – LA BAÑEZA

Domingo 4 de noviembre de 2018

Hora: 17,00

Campo: Estadio Adolfo Suárez

Árbitro: Víctor Laín Pérez (Soria)

Asistentes: Christian Jesús Gómez Álvarez y Víctor Romera Hernández