Ángel G. Alameda / El Real Ávila afronta en la tarde del domingo frente al Santa Marta un partido con el propósito de continuar invicto en el Adolfo Suárez sumando tres puntos más. Además está obligado a lograr el triunfo para no descolgarse más de los puestos de cabeza

Tras el varapalo sufrido la semana anterior en tierras burgalesas con una mínima derrota frente al Bupolsa, el equipo encarnado necesita volver al camino del triunfo. Un encuentro que debe ser favorable para los abulenses, toda vez que los tormesinos, aunque empezaron ganando en las tres primeras jornadas, llegando a ser colíderes,  han sido incapaces de obtener una victoria en los nueve partidos siguientes, logrando tan solo dos puntos de 18 posibles.

Según apunta Jonathan Prado, “el equipo está fuerte en casa y fuera”. Los malos resultados a domicilio los justifica porque “fuera muchas veces el error nos está penalizando y el volumen de ocasiones es mayor en casa”. Para derrotar al Santa Marta estima que deben “tener un ritmo elevado como juegan ellos”. “El equipo tiene que dar un paso más para ser más solvente y ser más competitivo. Hay momentos del partido en que nos está costando y ahí es donde no estamos sumando los puntos que deberíamos”, indica el míster.

No le preocupa al técnico encarnado la situación en la tabla de su equipo. “La clasificación hasta el final de la primera vuelta, que igualaremos todos el número de partidos, no debemos de mirarla. Lo más importante son las últimos ocho o diez jornadas”, añadiendo que “la igualdad del grupo se está dando. A día de hoy hay tres equipos que están mucho más destacados que el resto”.

El entrenador del Real Ávila indica que el equipo salmantino “depende mucho de su goleador Lerma. En las primeras jornadas hacía goles con facilidad y sumaba de tres en tres. Ahora le cuesta un poco más. El otro día si el fútbol fuera justo, por las ocasiones claras que tuvieron, tendrían que haber ganado por dos o tres goles al Astorga, pero no estuvieron acertados, lo que les ha penalizado en la clasificación”.

Respecto a las características del rival, Prado apunta que “es un equipo muy dinámico, con Mito y Borja arriba tienen mucha movilidad. Tenemos que neutralizar bien el primer pase y sobre todo las acciones de caída o prolongación”.

Cuatro abulenses en el Santa Marta

Si en el Real Ávila hay tres jugadores salmantinos: Sito Cruz, Sergio Rivera y Manu Moreira, el Santa Marta es un equipo que cuenta en sus filas con cuatro futbolistas abulenses: el defensa Dani Tena, procedente de la Cebrereña; el centrocampista Raúl Arroyo, llegado del Real Ávila; y los delanteros Pablo Negro, proveniente del Colegios Diocesanos, y Martiña, ex jugador colegial que estaba en el Tordesillas y que regresó al club salmantino en el que había militado antes.

De entre los citados, Raúl Arroyo volverá a la que fue su casa hasta la pasada temporada, donde permaneció nada menos que siete años. Le resulta raro enfrentarse “a amigos como Javi de Mesa, Oli o Mayoral” e “ir al vestuario visitante cuando ya tenías tu huequecito en el local”. Considera que no es una utopía ganar en el Adolfo Suárez después de haberlo hecho en el de la Arandina. Para lograr el éxito se necesita “hacer un partido casi perfecto”.

En el Santa Marta, Raúl Arroyo está siendo habitual en el once titular “jugando más de mediocentro posicional”, a diferencia de lo poco que actuó en el Real Ávila, más como media punta.

Jonathan Prado tendrá las bajas de los lesionados Garretas, Diego Ortiz, Rubén Ramiro y Rubo, mientras que en el visitante, su entrenador Arturo Martín no podrá sentarse en el banquillo al haber sido sancionado con dos partidos por su expulsión en Astorga por protestar al árbitro.

REAL ÁVILA - SANTA MARTA
Domingo 27 de octubre de 2019
Hora: 17,00
Campo: Estadio Adolfo Suárez
Árbitro: Héctor Bustos Juan
Asistentes: Cristian Mauricio Vasquez Molina y Francisco Javier Cabedo Figueredo