@deportesavila / Los concejales del Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Ávila han advertido de la inacción del equipo de gobierno para mejorar las instalaciones deportivas de la ciudad, incumpliendo Por Ávila la promesa que formuló cuando concurrió a las elecciones municipales de 2019.

Durante el turno de ruegos y preguntas del último Pleno municipal, celebrado el pasado 26 de junio, la portavoz del Partido Popular, Sonsoles Sánchez-Reyes, preguntó al equipo de Gobierno por el plan que tiene actualmente el Ayuntamiento de Ávila para la mejora del estadio Adolfo Suárez y de los campos de Sancti Spiritu, teniendo en cuenta que en pocas semanas comenzarán a entrenar el Real Ávila y el Colegios Diocesanos, clubes de fútbol que militan en categoría nacional y que utilizarán estas instalaciones.

Jacqueline Martín, portavoz popular en la Comisión de Deportes, señala que la respuesta recibida “fue totalmente imprecisa, limitándose a afirmar que mantienen contactos con ambos clubs, y que se encuentran ‘presos y esclavos’ del convenio suscrito entre el Ayuntamiento y el Real Ávila.

Sin embargo, la concejala popular señala que, “esto no es cierto puesto que, en estos casos, los convenios permiten ser denunciados para suscribir una nueva versión que resulte más conveniente para las partes. Tienen abierta la posibilidad de instituir mejoras, si es que tienen la voluntad de ello”.

Destaca Martín que en el Diario de Ávila del 9 de mayo, el director general del Real Ávila, Carlos González, declaraba, respecto al presupuesto del club, que no esperaba la ayuda del Ayuntamiento y, textualmente, indicaba: ‘haremos el camino solos, aunque toque hacernos un poco más pequeños’.

A raíz de estas afirmaciones, en la Junta de Gobierno Local celebrada el 14 de mayo “preguntamos al alcalde por las palabras del director del club, y la contestación que recibimos denota cero compromiso y cero transparencia, pues se limitó a decirnos que se lo preguntáramos al interesado”.

La edil del PP subraya que, en este tema, existen, además, “muchas otras preguntas sin respuesta como por ejemplo si el equipo de Gobierno ha concretado con el Real Ávila algunos de los compromisos electorales que asumieron, si ante la gran crisis económica sobrevenida se ha previsto ayudar, por parte del Ayuntamiento, a estos dos clubes de alguna manera especial o si han previsto un escenario en el que se tuviera que utilizar por ambos clubes, por exigencias federativas, el estadio Adolfo Suárez y cómo se gestionaría dicha instalación municipal”.

Por otra parte, recuerda Jacqueline Martín que Por Ávila concurrió a las elecciones municipales de mayo de 2019 con el compromiso de mejorar las instalaciones deportivas. A pesar de ello, el pasado mes de abril la Confederación Hidrográfica del Duero denegó al Ayuntamiento el permiso para construir nuevos vestuarios y un bar en Sancti Spiritu, así como el cerramiento de la Cubierta Multiusos. La CHD tan solo dio permiso a cubrir la grada de las instalaciones de Sancti Spiritu.

Según explica la concejala del PP abulense, “una vez más se hace patente la falta de conocimiento y criterio del equipo de Gobierno. ¿Acaso Por Ávila desconocía las restricciones de la CHD a las construcciones en las zonas de flujo preferente, a pesar de que el tema fue objeto de gran cobertura mediática en lo referente al estadio Adolfo Suárez en marzo de 2019?, ¿cómo pudo prometer esta remodelación de Sancti Spiritu, entonces, en su programa electoral, sabiendo de las restricciones de la normativa?”.

En cuanto a la autorización de la grada, los populares se preguntan “¿cuándo lo va a hacer el Ayuntamiento?, ¿en qué fecha se ha solicitado para ello la preceptiva autorización de obras en zona de policía de cauces, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 78 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico?, ¿ya se ha recibido dicha autorización?

“En resumen”, concluye Jacqueline Martín, “todo esto prueba el nulo interés del equipo de Gobierno por el deporte, sin olvidar que tampoco ha dado respuesta a la propuesta de elaboración de un plan de choque que minimice los efectos de la crisis en las entidades deportivas de la ciudad, tanto en los equipos de categoría nacional, como en los de deporte base. Exenciones de tasas, reestructuración de las existentes, y otras medidas se hacen necesarias e imprescindibles ahora más que nunca”.