@deportesavila / Por fin el piloto abulense Víctor Rodríguez podrá debutar en el Mundial de Supersport 300 tras no poder hacerlo como consecuencia del Covid-19. El de Piedralaves se muestra “feliz de estar de vuelta otra vez después de tres meses” sin haber podido subir a una moto, “con muchas ganas de empezar a tope”.

El nuevo calendario que se ha elaborado de esta competición contempla la primera prueba en España (Jerez) los días 31 de julio al 1 de agosto. Después irá a Portugal (Portimao) del 7 al 9 de agosto, regresando a España, concretamente al circuito de Aragón, donde se celebrarán dos pruebas seguidas, del 24 al 26 de agosto y del 4 al 6 de septiembre, continuando en territorio español (Barcelona-Catalunya) del 18 al 20 de septiembre. Luego se trasladará a Francia (Magny-Cours) del 2 al 4 de octubre.

Pendiente aún de confirmación, el Mundial de Supersport 300 saltaría el charco para recalar en Argentina (San Juan) del 9 al 11 de octubre, volviendo a Europa, concretamente a Italia (Misano) del 6 al 8 de noviembre, Reino Unido (Donington) y Holanda (Assen), para terminar visitando Qatar (Losail). A estas tres últimas pruebas les falta determinar las fechas.

Víctor Rodríguez formará parte de la escudería italiana 2R Racing, teniendo como compañero a Alessandro Zanca. Conducirá una Kawasaki Ninja 400, moto que ha conquistado los dos últimos mundiales pilotada por los españoles Ana Carrasco (2018) y Manu González (2019).

Con tan solo 18 años, el piedralaveño cuenta con un importante palmarés, habiendo ganado en 2018 el campeonato británico BSB en la categoría Moto3 Standard y el subcampeonato de la European Talent Cup (FIM CEV Repsol).

El pasado año disputó el Mundial Júnior de Moto3 con LaGlisse Academy y la Fundación Andreas Pérez 77. Aunque comenzó bien con un décimo puesto en Estoril después de salir el último, el resto de la temporada no fue muy afortunado debido a una lesión en la mano. También participó en el BSB y el FIM CEV, competiciones que no pudo terminar.