@deportesavila / La Federación de Castilla y León de Fútbol, siguiendo las medidas adoptadas por la Comisión Delegada de la Real Federación Española de Fútbol, ha decidido suspender todas las competiciones de ámbito regional y provincial durante las próximas dos semanas en prevención de la propagación del coronavirus.

La decisión tomada por los órganos federativos afecta tanto al fútbol como al fútbol sala de ámbito nacional, autonómico como provincial. Eso significa que no jugarán las dos próximas jornadas el Real Ávila en Tercera División; el Diocesanos, Cebrereña y Atlético Candeleda en Primera División Regional de Aficionados; y la Zona Norte, Real Ávila y Diocesanos en la Liga de Recoletas. Del último de los citados tampoco competirán sus equipos de la Liga Nacional Juvenil y regional infantil. La medida también afecta a todas las competiciones provinciales, desde la categoría de aficionados hasta la prebenjamín.

Asimismo se posponen los encuentros que debían disputar los conjuntos femeninos de  la Casa Social Católica en la Liga Gonalpi y Milagrosa-Las Nieves en la Liga Doble G.

En cuanto al fútbol sala la suspensión afecta a los equipos de Tierra Castellana Ciudad de Arévalo en Tercera División y en la provincial de Segovia, así como al Ávila Sala en la Primera División Regional Femenina.