@deportesavila / El portavoz socialista de Urbanismo en el Ayuntamiento de Ávila, Manuel Jiménez, recuerda que “hace dos meses, desde el Grupo Municipal Socialista avisábamos de los retrasos en la construcción de la nueva piscina y de cómo esta dilación en los trámites iba a influir en la finalización de esta obra, que va camino de convertirse en una utopía”.

Jiménez considera que “este incumplimiento de los plazos tiene un responsable: el equipo de gobierno. Y es consecuencia de un capricho del alcalde que, de forma unilateral, decidió dejar sin efecto el contrato con la empresa adjudicataria del proyecto. Una decisión que el tiempo ha demostrado que ha sido desacertada, dándonos la razón a los socialistas”.

El 1 abril se tenía que haber aprobado el nuevo proyecto. Sin embargo, la cuestionable gestión del equipo de gobierno ha derivado en una sobrecarga a los técnicos municipales que están haciendo un trabajo que ya estaba hecho. Lo que supone una pérdida de tiempo y de recursos económicos y humanos, evidente”.

A juicio del edil del PSOE, “no se entiende que no haya explicaciones al respecto, pese al sobrecoste que ello va a suponer, sin obviar el retraso en la puesta en marcha de una infraestructura necesaria y demandada por los abulenses que son los verdaderos paganos de la falta de criterio del equipo de gobierno”.