Á.G.A. / Después de no poder estrenarse en el nuevo año ante la Arandina como consecuencia del temporal de nieve, el Diocesanos tampoco podrá hacerlo en Soria frente al Numancia B, dado que los campos de fútbol de la capital soriana aún se encuentran cubiertos de nieve, habiéndose aplazado el partido por este motivo.

El conjunto colegial ha tenido que entrenar en el pequeño campo de fútbol cubierto de Pádel Home, al encontrarse nevado Sancti Spíritu. Una contrariedad ante una semana en la que estaban previstos tres encuentros, dado que tras el suspendido con el Numancia B llegará el miércoles 20 la Segoviana y luego el sábado 23 el Almazán.

Ángel Daza, segundo entrenador del Diocesanos, comentaba que el filial del Numancia “es un equipo muy dinámico con el que pagamos la novatada en la primera jornada por los nervios y a que no conocíamos mucho al rival. Hemos preparado la semana para enfrentarnos a todos los recursos que tiene, dinamismo, jugadores verticales y muy fuertes en su campo”.

Había ganas en el cuadro colegial de resarcirse de la victoria que se llevaron los sorianos de Sancti Spíritu en la primera jornada por 2-4. Fue el debut del ‘Dioce’ en Tercera División, donde su suerte resultó esquiva después de luchar contra un marcador adverso que igualó en dos ocasiones. El visitante David marcó dos goles desde lejos de bella factura, mientras que los dos locales fueron obra de Juli de penalti y Mario Hidalgo.



La Covid-19 ha salpicado a la plantilla amarilla, con un futbolista que ha dado positivo en los test y otros dos o tres que aunque con resultado negativo llevan confinados cuatro días y el club ha aplicado el protocolo y las medidas de prevención establecidas al efecto para estos casos.

El Numancia B se encuentra en la parte alta de la tabla -no en vano es cuarto, con los mismos puntos que el tercero-, si bien es el conjunto más goleado del subgrupo, con 17 tantos encajados en diez partidos. Ha conseguido mejores resultados fuera que en casa, dado que en sus desplazamientos ha obtenido 11 puntos, fruto de tres triunfos, dos empates y una derrota, mientras que como anfitrión ha sumado solo cuatro puntos, como consecuencia de una victoria, un empate y dos derrotas.