@deportesavila / El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Ávila ha incoado diligencias previas contra el delegado provincial de la Federación de Castilla y León de Fútbol (FCYLF), Rafael Quirós Garcinuño, por un posible delito de falsedad documental, tipificado en el artículo 392 y siguientes del Código Penal.

Según la información publicada por el diario digital Ávilared, la investigación se lleva a cabo después que el alcalde de la capital, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, elevase en el pasado mes de octubre al Ministerio Fiscal una denuncia por la que comunicaba los hechos producidos en relación con las facturas presentadas por la Delegación Provincial de la FCYLF para la justificación de las subvenciones concedidas por el Ayuntamiento de Ávila en concepto de transporte colectivo durante las temporadas 2016/17, 2017/18 y 2018/19.

Estas ayudas iban destinadas a federaciones deportivas o sus delegaciones provinciales para contribuir a sufragar los gastos de transporte colectivo en competiciones federadas en las categorías alevín, infantil y cadete. A la Delegación Provincial de la FCYL, se le había concedido por tal concepto una subvención por un total de 22.000 euros para el ejercicio 2019. Para su justificación presentó en agosto de ese año dos facturas por importe de 22.138,60 euros.

Revisadas dichas facturas, el Ayuntamiento de Ávila detectó diferencias con la información facilitada por una de las empresas de transporte respecto a una factura por valor de 3.757,60 euros. La empresa manifestó que la factura supuestamente emitida por ella no correspondía a la Delegación Provincial de la FCYLF y además ni siquiera había facturado servicio alguno a la misma en 2019, no constando como cliente de la empresa y no correspondiendo el formato y el sello que figura en la factura al que utiliza desde el año 2010.

Como consecuencia de estas discrepancias, el Ayuntamiento de Ávila incoó un expediente informativo por el que concluía que no solo la factura de 3.757,60 euros no se había emitido, sino que “las demás facturas relacionadas y pertenecientes a la documentación de justificación para esta línea de subvención de ejercicios anteriores y una subvención nominativa concedida en el año 2018 tampoco se habían emitido ni existió la prestación del mencionado servicio.

Esas facturas corresponden a los años 2017, por 803 euros, y 2018, por 3.757,60 euros en concepto de subvención nominativa. Igualmente se imputaban a la misma empresa de transporte que tampoco prestó el servicio.



A la vista de los hechos anteriores, el Ayuntamiento de Ávila requirió el reintegro de los importes de las dos facturas anteriores, además de 3.600 euros de la de 3.790 euros, correspondientes a la subvención nominativa de 2018. En total, el principal a reintegrar ascendía a 8.160,60 euros, al que se sumarán 420,93 euros en concepto de interés legal del dinero incrementado en un 25%, de acuerdo con la Ley General de Subvenciones.

Concedido el trámite de audiencia a la Delegación Provincial de la FCYLF, su representante Rafael Quirós se mostró conforme a la resolución del Ayuntamiento de Ávila, ingresando en el mes de septiembre de 2020 los 8.160,60 euros requeridos del principal del reintegro parcial de la subvención, así como los 420,93 de intereses.