@deportesavila / Si en 2019 no se celebró por causa de la sequía, según argumentó entonces el equipo de gobierno del Ayuntamiento, y en 2020 debido al coronavirus, en 2021 corre el riesgo de ser el tercer año consecutivo sin presencia del tradicional concurso hípico de saltos en la capital, al no interesar a ninguna empresa su organización.

Así se deduce al haber quedado desierta la licitación para su adjudicación, al no presentarse ninguna oferta. El precio base de licitación era de 222.000 euros, IVA incluido, para la prestación del servicio de asistencia a la organización y gestión del concurso hípico por un período de tres años, 2021, 2022 y 2023. Por ese mismo importe, es decir, 74.000 euros por año, volverá a licitarse la prueba.

Que en la nueva licitación la cantidad sea idéntica, el escaso tiempo disponible para preparar el concurso -tendría lugar del 27 al 29 de agosto-, la reducción del número de días de celebración, el descenso de categoría del concurso -que ha pasado de cuatro a tres estrellas- y el mal estado de la pista hípica San Segundo, son circunstancias que hacen peligrar la disputa este año de la prueba deportiva más antigua de la capital, al no tener los alicientes necesarios para las empresas que organizan este tipo de eventos.

No obstante, el portavoz del equipo de gobierno, José Ramón Budiño, ha manifestado estar “abiertos a hablar con cualquier tipo de empresa que quiera organizar el evento”, haciendo algunas modificaciones en el pliego de condiciones, con “mejoras que lo hagan más apetecible para las empresas”, conociendo “las circunstancias de por qué no se han presentado”.

Entre las mejoras que podría aportar el Ayuntamiento de Ávila estarían la inclusión de gradas u otras infraestructuras en la pista hípica.