@deportesavila / Los días 7 y 8 de agosto regresa a Padiernos la marcha solidaria Chaparrín Andarín que organiza la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) de Ávila, con algunos cambios debido a la situación epidemiológica, con el objetivo de recuperar la ilusión y generosidad de todos los andarines que, año tras año, se vuelcan en este evento con una buena recaudación.

Cumpliendo las recomendaciones sanitarias se realizará una marcha ininterrumpida con relevos no organizados, pero en esta ocasión saliendo en grupos de 10 personas como máximo, cada 5 minutos, repartidos durante las 24 horas del día desde las 21:00 del sábado 7 de agosto hasta las 20:00 del domingo día 8, que será la última salida, de forma que siempre habrá caminantes realizando la marcha.

El recorrido seguirán siendo los mismos 5 kilómetros fáciles por las calles y caminos del pueblo, si bien este año, como medida anti covid, no se apuntará a los participantes en las mesas de control, sino que los andarines lo deben hacer previamente enviando un correo  electrónico a [email protected], indicando la hora que más les conviene. La organización responderá confirmando la hora exacta y el dorsal que se les asigna. No se darán dorsales físicos para evitar contactos.

El día de la marcha, justo antes de salir, cada participante podrá colaborar introduciendo su donativo en las huchas de la AECC. En cada salida se realizará la tradicional foto del grupo que comienza el recorrido. Esta marcha no es una competición y no tiene premios. Se trata de participar y conseguir la mayor recaudación posible para la lucha contra el cáncer.

Además de las huchas, todo el que quiera -independientemente de que camine o no-, podrá hacer su donativo mediante un ingreso, con “Chaparrín Andarín 2021” como concepto, en el número de cuenta ES98 2038 7725 2660 0025 6487 de la Asociación Española contra el Cáncer.

Tras el éxito de anteriores ediciones, los vecinos de Padiernos confían en lograr sus objetivos que, en esta ocasión, no son tres sino cuatro los retos a conseguir:

  • Que el “Chaparrín” no pare, es decir, que durante las 24 horas este siempre caminando algún andarín.
  • Pasar la barrera de los 1.300 participantes, que casi se consiguieron en 2019.
  • Aumentar la recaudación para la AECC, pasando de 8.000 euros, que se rozaron en la 8ª edición.
  • Y lo más importante, dar continuidad en este año tan difícil, con la esperanza de que reanudar esta marcha, sirva también para devolver un poco la ilusión y la normalidad a todo nuestro entorno.

En otros se buscaba que la jornada se convirtiera en una fiesta de la solidaridad, pero desde la organización han considerado que no es momento para grandes celebraciones. Sin embargo, se puede hacer un evento con garantías sanitarias, reforzando ese “buen rollo” que hay entre amigos, vecinos de otras localidades, asociaciones y clubs deportivos, que todos estos años han apoyado al Chaparrín Andarín, pero sin aglomeraciones, para conseguir una buena recaudación y de paso cultivar esta gran iniciativa que el año pasado, virtualmente, también conseguimos sacar adelante.

Se puede recibir más información a través del correo electrónico [email protected].