@deportesavila / A escasas fechas de arrancar la temporada de liga -lo hará el domingo en Tardelcuende-, el Atlético Candeleda ha comunicado la incorporación de dos futbolistas a su plantilla. Uno de ellos sobradamente conocido de la afición blanquiazul y el otro novedad en el equipo que dirigirán David Barrado y Pedro Hoyos.

Regresa a El Llano David Peinado ‘Chetus’, un veterano goleador que debutó con el conjunto candeledano en la ya lejana temporada 1997/1998, cuando contaba únicamente con 15 años. Desde entonces ha vivido intensamente el fútbol sobre los terrenos de juego, pudiendo seguir aún en activo gracias a que su físico le ha permitido no sufrir graves lesiones.

Aunque la mayor parte de su carrera futbolística ha transcurrido en el Candeleda, Chetus ha militado en otros equipos como el extremeño Madrigal (2008/2009) y el Guisando (2010/2012). El último año ha estado en el Cazalegas, conjunto toledano de la Primera Autonómica de Castilla-La Mancha.

Después de la retirada de Javi Fleitas, Chetus y José Miguel son los dos únicos futbolistas supervivientes del Atlético Candeleda que en las temporadas 2007/2008 y 2008/2009 lograron clasificarse en séptima posición, en ambas en categoría regional.

Hace dos años, en la última campaña que jugó con los candeledanos, Chetus fue campeón de la liga provincial, anotando 15 goles, además de compaginar su labor como jugador con la de presidente del club con el que ha conquistado dos ligas, una copa, dos subcampeonatos de liga y un subcampeonato de copa.

Carlos refuerza la delantera

Por otra parte, el Candeleda ha fichado un media punta izquierdo, Carlos Hernández Ramos, un hombre técnico y de carácter ofensivo, con un buen disparo.

Formado en el juvenil del Rayo Majadahonda, con el que jugó en sus equipos de Liga Nacional y División de Honor, pasó después al Calasanz Pozuelo, donde estuvo tres campañas en la Primera Autonómica de Madrid. Los dos últimos años ha vivido en Estados Unidos, militando en el Graceland University.

El nuevo componente del plantel blanquiazul aterriza en Candeleda con mucha ilusión y con el deseo que el equipo haga una gran temporada y pueda luchar por las primeras plazas.​