A. Goal / Con ilusión arranca este sábado la liga de Segunda División femenina de fútbol sala para el Ávila Sala. En su estreno en la categoría tras conseguir el ascenso, las abulenses visitan al Almagro en la primera jornada, presentándose en tierras manchegas de manera oficial.

El equipo dirigido una temporada más por Peke afronta la temporada con el mismo bloque de jugadoras que logró subir. El objetivo es mantenerse y para ello nada mejor que en su debut rascar algún punto en el desplazamiento, algo que se presenta difícil por el escaso rodaje de competición en pretemporada, hándicap que también presenta el contrario, dado que únicamente ha podido disputar un amistoso con el Villacañas, con resultado final de empate a tres.

El Almagro es uno de los equipos consolidados y con más experiencia en la categoría. No en vano la pasada campaña se clasificó en cuarta posición, quedándose a tan solo seis puntos del campeón Teldeportivo que le privó del ascenso a Primera, fin que también persiguen en el nuevo curso.

No pudiendo contar con la presencia de público por encontrarse Almagro en fase 3 y observando estrictas medidas de seguridad sanitaria, el pabellón Gemma Arenas será el escenario donde las chicas de la ciudad amurallada disputarán su primer choque en Segunda nacional, a partir de las 19:00 horas, poniendo un hito en la historia del deporte femenino de Ávila.

Después del largo parón de ocho meses sin jugar un partido liguero, sin duda, las abulenses saltarán a la cancha con muchas ganas y la intención de superar todos los obstáculos que se les pongan por delante.

Ocho rivales en la primera fase

Encuadrado en el Subgrupo A del Grupo IV, el Ávila Sala tiene como rivales en la temporada 2020/2021 a tres equipos de Toledo (Mora, Villacañas y Consuegra), dos de Ciudad Real (Almagro y Puertollano) y uno de Guadalajara (Chiloeches), así como a la Universidad de Valladolid y al Unami de Segovia, equipos estos últimos que conocen de su etapa en regional.

El formato de competición empieza por una primera fase mediante una liga de todos contra todos a doble vuelta. En fases posteriores, los cuatro primeros clasificados lucharán por el ascenso y los cinco restantes por mantenerse en la categoría.

El Ávila Sala jugará habitualmente sus partidos como local en el pabellón de San Antonio los domingos por la mañana. El planning de preparación le llevará a realizar tres entrenamientos a la semana, los martes, jueves y viernes.