El Villarreal ha hecho historia después de conseguir su primer título europeo, ganando al Manchester United en la final de la Europa League en una de las tandas de penaltis más emocionantes de los últimos tiempos. Al final, el título del equipo de Castellón ha hecho que la séptima plaza en la clasificación de La Liga sea una anécdota dentro de una temporada que ya se califica como absoluto éxito para los “groguets”.

La final de la Europa League se presentaba de lo más igualada entre Manchester United y el Villarreal, pero, por ejemplo, algunas de las casas de apuestas con licencia en España daban al conjunto amarillo una ligera ventaja en el partido. Al final, y después de un 1-1 que se prolongó durante los 120 minutos de partido, los penaltis decidieron el ganador de la competición, en una tanda realmente emocionante cuyo único fallo vino de la mano de De Gea, portero del equipo inglés.

En lo que respecta a Ávila, uno de los héroes es Rubén Peña, que será nombrado ‘Hijo predilecto’ de la ciudad el próximo miércoles 23 de junio en el Lienzo Norte. Después de recibir al jugador tras la consecución del título, ya se ha confirmado que Peña seguirá recibiendo homenajes por parte de su ciudad natal, donde comenzó a jugar al fútbol cuando era pequeño.

Recordemos, el jugador, después de abandonar el Eibar a final de la temporada 2018/2019, se unió a las filas del Villarreal, con el que ha ganado ahora su primer título europeo. Rubén Peña, durante esta temporada, ha disputado un total de 19 partidos en Liga, 8 en Europa League y 3 en Copa del Rey con el conjunto de Castellón, convirtiéndose en un revulsivo habitual del equipo.

En el pasado, Ruben Peña jugó en equipos como el Leganés, el CD Guijuelo, el Real Valladolid B o el Real Ávila, donde empezó su etapa como futbolista profesional. Con un carácter trabajador encima del terreno de juego, y con características que le han llevado a ser un lateral de garantías, tanto en el lado derecho como en el izquierdo, el futuro del futbolista parece más brillante que nunca.