Juan Pérez / El equipo recién ascendido a 3ª división sigue gestando su nueva plantilla para la temporada 2020/2021, de momento, con otras dos renovaciones. Esta vez ha sido el turno de Darío Hernández, portero titular en 15 de los 24 partidos de temporada y de Nacho Peral, defensa importante en la zaga amarilla. 

Darío Hernández, con 26 años tiene ya, una larga trayectoria en el mundo del fútbol. Se formó en las canteras de la Casa Social y el Real Ávila hasta la categoría infantil. Después, pasó por el Real Madrid, en la categoría cadete durante dos años y, en juveniles militó en Zona Norte, Colegios Diocesanos y Santa Marta. El paso a senior lo realizó con este último, desde donde llegó al Real Ávila durante dos años. Después estuvo una temporada en Unionistas de Salamanca un año hasta que recaló en el Colegios Diocesanos, donde jugará su cuarta temporada consecutiva. 

Nacho Peral también ha renovado. Un pilar fundamental en la defensa del equipo ya que la campaña pasada disputó 20 partidos como titular y un total de 1.680 minutos. Es un hombre que tras pertenecer al Real Ávila pasó a militar en el equipo juvenil de División de Honor del Colegios Diocesanos y que la propia entidad ha presentado como “lucha, garra y entrega a partes iguales para nuestra zaga”. 

Ya son cuatro, las renovaciones efectuadas por el Colegios Diocesanos, estas dos de Darío Hernández y Nacho Peral se suman a las realizadas la semana anterior a Quique González-Novo y Héctor Pose.