@deportesavila / Cuatro meses después de sufrir una caída en el Trofeo Port de Alcudia de la Challenge de Mallorca, fracturándose el cuello del fémur derecho, del que tuvo que ser operado, afortunadamente Diego Rubio vuelve recuperado a la competición. Lo hará en el Tour de Estonia que se disputa del 26 al 28 de mayo con un prólogo y dos etapas.

El corredor de Navaluenga participará en la prueba báltica con el Burgos BH junto a Pelayo Sánchez, Mario Aparicio, Jesús Ezquerra, Ángel Fuentes, Óscar Pelegrí y Mihkel Räim. Este último es el campeón nacional de Estonia y será la baza de la escuadra burgalesa para buscar la victoria al sprint.

El grupo de ciclistas citados ha realizado una pequeña concentración previa en el Hotel Ciudad de Burgos, recorriendo alguno de los parajes burgaleses para los últimos entrenamientos de calidad.

El Tour de Estonia comenzará con los 3’7 kilómetros de recorrido circular en las afueras de Tallin, no excesivamente técnica pero sí con algunas curvas en la parte inicial a considerar. La segunda jornada llevará a los ciclistas hasta Tartu a lo largo de 192’6 kilómetros en un terreno casi completamente plano para el primer sprint, mientras que la carrera se cerrará con las 16 vueltas a un circuito de poco más de 10 kilómetros en Tartu, el cual incluye dos tramos de pavé de 250 y 400 metros, el primero de ellos justo antes de la línea de meta.