Diego Rubio cerca de la victoria

El ciclista de Navaluenga terminó segundo en el Trofeo Matteotti, solo superado por el italiano Valerio Conti

@deporteavila / El abulense Diego Rubio (Burgos BH) ha finalizado en segunda posición en la 73ª edición del Trofeo Matteotti, clásica ciclista celebrada en la región de los Abruzzos de Italia, siendo únicamente superado en la línea de meta por el corredor local Valerio Conti (UAE Team Emirates), que realizaba un tiempo de 4 horas, 58 minutos y 7 segundos, después de 195 kilómetros sobre un circuito en Pescara al que había que dar 15 vueltas.

El valiente ciclista de Navaluenga se ha adaptado a las condiciones del recorrido, sabiendo sacar provecho a sus cualidades. En la penúltima vuelta se produjo un corte de 11 corredores, entre los que estaban Diego Rubio y Valerio Conti. Este último atacó para ponerse en cabeza a solo 5 kilómetros para meta y adjudicarse la victoria.

El abulense fue el mejor por detrás y batía en el sprint a los perseguidores del ganador, por delante del italiano Daniel Savini (Bardiani-CSF-Faizanè). En el transcurso de la carrera abandonaba el otro ciclista de Ávila participante en la prueba, David González (Caja Rural-Seguros RGA).

Rubio ha demostrado encontrarse en un gran momento tras su buena actuación esta misma semana en el Campeonato de Europa con la selección española y la octava plaza hace siete días en el Campeonato de España, habiendo olvidado la lesión que se produjo a primeros de agosto en el Circuito de Getxo. Se ha quedado cerca de conseguir su primer triunfo como profesional, alcanzando por cuarta vez una segunda plaza, tras las logradas en una etapa y en la Vuelta a la Comunidad de Madrid y en la Volta Ciclista a Catalunya.

Después de cruzar la línea de meta Diego Rubio declaraba: «Ha sido una carrera de desgaste todo el día, con mucho calor. La carrera ha sido por eliminación hasta que se ha hecho un corte, les hemos cogido por detrás y ha fructificado esa fuga. Me sentía muy fuerte y les he arrancado a falta de 10km pero no me han dejado marcharme. Cuando Conti se ha marchado, he tenido que correr con sangre fría. Aunque ha habido muchos intentos, he guardado y en la recta de meta me he lanzado a tope. He remontado y al final he estado a punto de atrapar a Conti, que ha aguantado. Es un gran resultado en una clásica de mucho nivel. Me sirve de motivación, pero me hubiera gustado ganar porque creo que tenía piernas. Lo seguiremos intentando«.

Este domingo, Rubio y González continuarán con su periplo italiano disputando el Memorial Marco Pantani, sobre 199 kilómetros de recorrido, con salida en Castrocaro y llegada a Cesenatico.