@deportesavila / Con tan solo cinco días desde que comenzó la pretemporada, el Atlético Candeleda ha disputado sus dos primeros partidos de preparación de cara a llegar en las mejores condiciones al inicio de su segunda campaña consecutiva en la Primera División Regional de Aficionados.

Dos choques seguidos que han puesto a prueba a los discípulos de Eduardo Montil, que se saldaban con sendas derrotas, aunque lo de menos es el resultado, sino ir encajando las piezas para el juego en equipo y que los futbolistas vayan asimilando el sistema que desarrollarán en la competición oficial.

El primer partido era el sábado en la localidad cacereña de Talayuela ante un conjunto de la Primera División Extremeña Sénior. Las huestes candeledanas caían por 4-0, en un choque donde sufrieron las lesiones de Voda y Jesús Monforte.

Durante la primera media hora, el dominio correspondió al equipo local, sin ocasiones para ninguno de los dos contendientes. Hasta llegar al descanso, el Candeleda había aguantado bien el acoso del Talayuela, con Javi Murru siendo protagonista de una jugada que no llegó a rematar Carreta.

La salida de vestuarios tras la reanudación se hizo con bastantes cambios en las filas abulenses. A los cinco minutos un disparo de Adri, con asistencia de Jesús Monforte, lo repelía un zaguero contrario. No fue sino hasta el 65’ cuando los extremeños abrían el marcador rompiendo la defensa visitante, sin que el portero José Miguel pudiera hacer nada para no encajar el 1-0.

El segundo tanto recibido por el Candeleda llegaba en el 72’. Un golazo desde lejos que sorprendía a Hugo. Tres minutos después dispusieron los visitantes la oportunidad de reducir distancias mediante un saque de falta, bien ejecutada por Polaco, pero que desbarató el meta local. Repetiría tentativa Polaco en el 78’ con un centro chut del balón que le había enviado Miguel, volviendo el arquero cacereño a impedir el gol candeledano.

Ya en el tramo final, el cuadro visitante recibía dos tantos más, quedando establecido el definitivo marcador de 4-0 a favor del Talayuela.

Con unas pocas horas de descanso, el Atlético Candeleda disputaba su segundo encuentro en la tarde del domingo con muchas caras nuevas en el once inicial. Lo hacía a puerta cerrada en su feudo de El Llano contra el Torpedo 66, equipo toledano que ha ascendido a la Preferente de Castilla-La Mancha este mismo año.

La primera mitad acababa con empate a uno, con gol local de Borja y visitante de Osito. En la segunda parte los de Eduardo Montil acusaron el cansancio acumulado de dos partidos en veinticuatro horas, encajando el segundo gol que suponía el 1-2 final aunque con valoración positiva para los locales por la mejoría mostrada.

Foto: @AtCandeledaWEB