@deportesavila / La trigésimo octava edición de la portuguesa Vuelta al Alentejo que ha comenzado este miércoles y que terminará el próximo domingo no ha podido arrancar mejor para el ciclista abulense David González (Caja Rural-Seguros RGA), que finalizaba tercero tras luchar por la victoria en un reñido sprint.

La primera etapa constaba de un largo recorrido de 193,7 kilómetros entre Reguengos de Monsaraz y Beja. En la meta el de Fontiveros únicamente era superado por el ganador Juan José Lobato (Euskaltel) e Iuri Leitao (Tavfer) -los tres con un crono de 4 horas, 48 minutos y 32 segundos-, tras solventar un pequeño problema en la parte final de una jornada marcada por la fuga de cinco corredores que fueron alcanzados a 30 kilómetros de la conclusión y que nunca tuvieron más de tres minutos y medio de ventaja.

David González: “Intentaré ganar alguna etapa

«Fue un día de mucho calor, pero muy tranquilo para el pelotón mientras que la fuga rodó por delante. El equipo me arropó durante toda la etapa, sobre todo a unos 17 kilómetros de meta, cuando tuve un pinchazo en la rueda trasera. Todos se quedaron a esperarme, conseguimos entrar pero nos costó un poco, ya que justo en ese momento aceleró el grupo. Han hecho un gran trabajo. He acabado tercero y no hay nada que objetar. Hoy los rivales fueron mejores. Me he encontrado muy bien de piernas, así lo siento desde Occitanie. La verdad es que traemos un equipo muy fuerte para disputar de tú a tú y creo que tengo nivel para hacerlo estos días. Menos la etapa de montaña y la crono, sinceramente creo que puedo andar en la pelea de todas. Intentaré ganar alguna, en parte para corresponder a ese trabajo de los compañeros».

El otro participante abulense en la prueba lusa, Diego Rubio (Burgos BH) entraba en el puesto 13º, con el mismo tiempo que el vencedor.

Un total de 195,5 kilómetros esperan en la segunda etapa que va de Almodovar y Sines, también con posibilidades de que se decida al sprint, aunque el final pica ligeramente hacia arriba. El perfil es casi llano, con tan solo una dificultad orográfica de 4ª categoría.