@deportesavila / Comenzó la temporada 2021 del ciclismo español mediante la disputa de la Clàssica Comunitat Valenciana, con la participación de dos corredores abulenses, David González (Caja Rural-Seguros RGA) y Diego Rubio (Burgos BH), además de un director, Jesús Hernández (Eolo-Kometa).

Con el viento como testigo, los 150 kilómetros de recorrido previstos se quedaron en 98 al negarse el Ayuntamiento de Valencia a ser fin de carrera por las restricciones sanitarias, designándose a Tavernes de la Valdigna como meta tras la salida de La Nucía (Alicante).



La actuación de nuestros representantes fue buena, dado que David González compitió en el sprint por la victoria, siendo quinto con el mismo tiempo del ganador, Lorrenzo Manzin (Team Total Direct Energie) en 2 horas, 13 minutos y 5 segundos, que sucedía en el palmarés 16 años después al último ganador del Trofeo Luis Puig, Alessandro Petacchi.

David González estuvo arropado en todo momento por sus compañeros, tanto en el momento que sufrió un pinchazo, como en el tramo decisivo de la carrera cuando bajaba el Coll de Rates. Sobre este incidente comentaba al finalizar la prueba: “Ha sido una pena el pinchazo en Rates, ha obligado a parar a todo el equipo y hemos gastado unas fuerzas que nos habrían venido bien al final. Todos los compañeros han hecho un trabajo increíble, también en el último abanico donde íbamos cuatro corredores del equipo. Lástima no haber podido rematar yo, porque ellos han estado de diez. Nos vamos con sabor agridulce porque me veía con opciones de disputar”. El ciclista de Fontiveros se encontraba a la salida “con buenas piernas”.

A su vez, Diego Rubio estuvo en el selecto grupo que coronó el Coll de Rates. Un intento valiente del de Navaluenga en los diez últimos kilómetros dinamitó el pelotón principal, pero no pudo coger distancia y sorprender a los hombres rápidos, siendo cazado a poco más de 2 kilómetros del final hasta llegar en el puesto 49º, a 15 segundos.