@deportesavila / La aventura senderista que emprendió hace meses Javier Hernandez de cruzar la provincia de Ávila de este a oeste siguiendo el sendero de gran recorrido 10 va tocando a su fin. La decimotercera etapa desde La Aliseda de Tormes a El Barco de Ávila, con 13 kilómetros de recorrido y tres horas y media para realizarla, fue cubierta el domingo 18 de octubre.

Hasta entonces habían caminado 170 kilómetros en los que habían empleado 45 horas, participando 55 personas entre todas las etapas. Javier iniciaba la penúltima de ellas junto a Maite, Conchi, David, Acubri y Javi G. Se dirigían hacia Navamediana y Bohoyo, viendo como el otoño empezaba a dejarse ver en las encinas, robles y enebros que les acompañaron durante la ruta.

A medida que avanzaban, los senderistas podían disfrutar de los diferentes paisajes: Risco Negro, Solana del Carrascal o Las Maloteras. A la izquierda dejaban el río Tormes, antes de cruzar la carretera AV-941 para empezar a divisar La Carrera, el caserío de Montenegro y El Barco de Ávila, punto final de la etapa.

Para llegar a la localidad barcense no les quedó otro remedio que volver a la carretera al ver cortado el paso del camino por los juncos y encontrarse el terreno anegado con bastante agua. La entrada en la capital del Alto Tormes la hacían por la puerta del Ahorcado, visitando el puente románico desde donde partirá la decimocuarta y última etapa del reto #miGR10AV.

Más información en https://lasdiezymedia.com.

Pulsar en la imagen para acceder al álbum de fotos