López Manrique / Los equipos de la Escuela de Baloncesto del Óbila-Caixabank-UCAV tuvieron un último fin de semana del mes de noviembre con más triunfos que derrotas en los diferentes partidos que disputaron tanto en las ligas autonómicas como en las ligas provinciales de Segovia.

El júnior A masculino se desplazaba a Burgos para enfrentarse al Tizona A, al que derrotaba por 62-85, resultado que le permite estar en solitario liderando la clasificación con pleno de siete victorias. Los parciales de su encuentro en tierras burgalesas no dejaron duda de la superioridad visitante: 16-24, 9-14, 22-26 y 15-21.

Cerca del triunfo se quedó el cadete femenino al perder por 46-42 en la cancha salmantina del Areces Baloncesto Villares, con parciales de 12-6, 5-14, 18-8 y 11-14, que le iguala a un triunfo y cinco derrotas.

Por su parte, el cadete masculino A dominó por 71 a 66 en el CUM Carlos Sastre al segoviano Base Rojo, infligiéndole la primera derrota, quedando los verderones como el único equipo invicto con pleno de cinco victorias y un partido menos.

Los infantiles A no tuvieron problemas para ganar al Base Inno 360 por 61-16 y así poder encabezar la clasificación junto a Leclerc Caja Rural CB Tormes, ambos habiendo ganado los cuatro partidos que han disputado. Los parciales del choque fueron 18-4, 21-8, 18-2 y 9-2.

Ya en la liga segoviana, no pudieron vencer en Cuéllar el cadete masculino B y el infantil femenino. El primero jugó dos encuentros cayendo en ambos por 44-90 ante el cadete cuellarano y por 70-22 con el júnior. Y el segundo era superado por el Eufón Baloncesto por 29-25.

Quien sí salía airoso de su compromiso en el Carlos Sastre de la competición de Segovia era el infantil masculino B sobre el Claret Verde por 26-16. También obtenía un triunfo pero en la cancha del Maristas A el Mini Mixto Kids&Us A por 25-28.

Este fin de semana los equipos de la escuela verderona descansarán al no haber competiciones.